El 30 de abril será beatificado el doctor José Gregorio Hernández

Este miércoles la feligresía venezolana por medio de la Arquidiócesis de Caracas, recibió la noticia que el próximo 30 de abril será la fecha de beatificación del doctor José Gregorio Hernández en la ciudad de Caracas.

Loading...


El comunicado señala que el acto se realizará aproximadamente a las 10:00 de la mañana en los espacios del Estadio Universitario de la UCV de la ciudad capital.


Asimismo, informaron que la ceremonia de beatificación estará presidida por el Cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado de El Vaticano, quien fuera Nuncio Apostólico en Venezuela hasta el año 2013. Es de mencionar que en dicha eucaristía se le entregará a cada diócesis una reliquia auténtica, que reposará en la iglesia o santuario que cada obispo designe.


Una vez cumplido el acto ceremonial de beatificación del llamado médico de los pobres, José Gregorio Hernández, cada 26 de octubre se realizará una celebración litúrgica organizada por la iglesia católica.

Es importante recordar que la beatificación es la declaración oficial por parte del Papa de la ejemplaridad cristiana de la vida de una persona, con la que se autoriza su culto en la Iglesia católica en determinados actos o lugares.

Hay que recordar que el milagro de la beatificación fue el de la niña Yaxury Solórzano, ocurrido el 10 de marzo de 2017 en Guárico, cuando tenía 10 años de edad, fue el acontecimiento que aceleró este proceso de beatificación. Debido a que el milagro de la sanación de esta niña, que vivió un episodio preocupante en medio del Llano venezolano, puso al borde de la muerte a esta pequeña y con el apoyo de familiares y gracias a la intercesión del doctor José Gregorio Hernández, se encuentra en perfecto estado de salud.

IGLESIA CATÓLICA DE FIESTA

Luego del anunció de la fecha de beatificación del doctor José Gregorio Hernández, monseñor Germán Vivas, párroco de la Iglesia San Juan Bautista de La Cooperativa, manifestó que antes de que el doctor José Gregorio fuera reconocido en sus virtudes, la demostración y comprobación del milagro, ha sido para los venezolanos desde hace muchas décadas el santo sentimental de todos".

"Nos alegra dicha beatificación ya que el doctor se une a la primera beata aragüeña la Madre María de San José, a la madre Candelaria y a la Madre Carmen Rendiles, tres damas y un caballero que enaltecen nuestra catolicidad y ya la Iglesia oficialmente no los coloca como ejemplo y testimonio del seguimiento radical de Cristo Jesús en el servicio a los hermanos, cada quien en su caso", expresó monseñor.

Germán Vivas recalcó que el doctor José Gregorio Hernández era un hombre sostenido por la fe, "nos alegramos por este acontecimiento que ya tiene una fecha y ciertamente será un día de júbilo para todos los venezolanos, nuestro santo sentimental, ya que todos somos devotos de nuestro médico y tenemos un día donde será exaltado a los altares".

Por su parte, el presbítero José Ramón González Mujica, párroco de la Iglesia San Bartolomé Apóstol de Piñonal, manifestó que en todos los rincones de Venezuela esta noticia es recibida con gran alegría.

"Nos preguntamos, quién de nosotros no ha pasado por un hospital o un ambulatorio y no ha visto una imagen del doctor José Gregorio Hernández, o no ha escuchado a nuestros abuelos pedirle que interceda por la salud de algún familiar, desde niños escuchábamos que tenemos un santo y que es doctor, pero todavía no lo han beatificado tenemos que hacer oración y llegó el momento de darle gracias a Dios por tantos que ha sanado, por los que sabemos y los que no", apuntó.

Destacó el presbítero que el año pasado cuando se anunció que iba a ser beatificado el doctor José Gregorio Hernández, toda Venezuela se llenó de júbilo en medio de la pandemia Covid-19, "ahora al tener la fecha de beatificación el 30 de abril realmente es emocionante, ver que el júbilo llega nuevamente, las campanas suenan en todas las iglesias, pueblos caseríos y ciudades de nuestra querido país, porque ya se acerca el día de llevar a los altares al doctor".

El padre José Ramón González Mujica, dijo que ahora le toca a la feligresía darle un verdadero culto y venerarle, "tenemos que darle gracias a Dios y catequizar a tantos que quizás no conocen la vida del venerable próximamente beato doctor José Gregorio Hernández, además es de agradecer a nuestros obispos y a quienes estuvieron siempre atentos a que se beatificara".

Asimismo, indicó que este es un momento donde se evidencia la bendición de Dios a todo el país, "en medio de esta pandemia le pedimos que termine, que se sanen muchos y se conviertan otros".

FELIGRESÍA CELEBRA

Para la feligresía y quienes desde pequeños han seguido los pasos del doctor José Gregorio Hernández, este es un momento que están de júbilo donde celebran lo que tanto han esperado los venezolanos.

Uno de ellos es Edhuar Gascue, misionero católico de la Renovación Carismática manifestó su agradecimiento por el anuncio de la beatificación, "el doctor José Gregorio Hernández, quien en su momento de vida fue un catedrático, científico, médico y doctor de los pobres como se le denomina, siempre estuvo muy pegado a las causas sociales, en especial a ayudar a los más necesitados y oprimidos".

Destacó que la noticia de un nuevo beato llena de alegría a todos los laicos y misioneros, "el señor Jesucristo se ha manifestado en muchas ocasiones y en especial en este milagro que hizo a la pequeña Yaxury Solórzano, quien fue víctima de la inseguridad, por lo que le tuvieron que realizar una cirugía de emergencia en el cerebro y en ese lugar fue donde se manifestó con fuerza el señor Jesucristo a través de la intercepción del doctor José Gregorio Hernández".

Gascue manifestó que para los católicos esta beatificación es un compromiso más de convicción en el catolicismo, "esto es para abrazarnos en la fe de nuestro señor Jesucristo que aspira una reconciliación de todos los venezolanos y que seamos hermanos, el doctor José Gregorio Hernández no tiene colores políticos, económicos, sociales, ni culturales, es algo que está en la fe y el amor de todos los ciudadanos, somos un pueblo de amor y en ese mismo vamos a celebrar el próximo 30 de abril la beatificación del médico de los más necesitados".

Por su parte, Anna Casilli, médico especialista de cirugía general, destacó que desde los 13 años es devota del doctor José Gregorio Hernández, "recibí un milagro importante como la mayoría de sus devotos, para mí desde siempre ha sido un santo, pero esta beatificación significa una bendición muy grande y anhelada, ya que él para mí sirvió con humildad y amor al prójimo a través de su rol de médico, científico, profesor universitario y un católico ejemplar".

De igual forma, Casilli indicó que José Gregorio Hernández es el primer laico venezolano en ser beatificado, "el doctor es un signo de esperanza para todo el pueblo y sobre todo en este tiempo de pandemia, él ha sido para muchos un ejemplo a seguir, tanto para los médicos como ciudadanos en general, es un signo de esperanza para el mundo quienes están habidos de salud".

Destacó que para los creyentes del doctor José Gregorio Hernández es ya un santo, "nosotros estamos muy honrados, hemos visualizado su vida a través de sus obras y es una gran emoción que mis ojos puedan ver que el doctor de los más necesitados entre a los altares venezolanos y ahora podemos venerarlo con el permiso de la iglesia católica y esperamos que pronto sea santo el médico de los pobres, de Venezuela y el mundo entero".

VIDA DEL MÉDICO DE LOS POBRES

José Gregorio Hernández, fue un médico venezolano, nacido en Isnotú estado Trujillo en 1864, quien se destacó por sus aportaciones al desarrollo de la medicina moderna en el país, además de la reconocida generosidad con la que atendió a pacientes de bajos recursos y su fe religiosa.

Desde niño se destacó en los estudios y fue enviado a Caracas, donde se graduó en Medicina con excelentes calificaciones en la Universidad Central (UCV). Sin embargo, pocos años después obtuvo una beca para completar sus estudios en París, entonces a la vanguardia de la ciencia médica y fue allí donde conoció los avances que llevaría a su país.

El doctor José Gregorio Hernández se destacó como docente e investigador, pero lo que le hizo ganar fama entre los sectores populares fue su labor en la consulta, ya que atendía gratuitamente a los enfermos pobres.

Se le atribuye haber introducido el microscopio y haber sentado las bases de la Bacteriología y otros campos científicos hasta entonces apenas desarrollados en Venezuela.

El doctor Hernández era también un ferviente católico y por dos veces intentó ordenarse sacerdote. En 1908 fue admitido en el monasterio de Cartuja de Farneta, en la Toscana, Italia, pero a los pocos meses mostró síntomas de una enfermedad respiratoria que aconsejaron su regreso a Caracas. Un segundo intento en un seminario romano en 1913 terminó de la misma manera.

Pero su gran carrera se vio frenada un 29 de junio de 1919 cuando murió atropellado en una céntrica calle de la ciudad de Caracas, por uno de los pocos automóviles que circulaban por Venezuela en aquel entonces.

Desde ese momento, los ciudadanos acompañados de su gran fe lo siguieron y apoyaron, y en muchos hogares venezolanos están adornados con la imagen del doctor enfundado en un traje de chaqueta, con el bigote y el sombrero negro que todos los ciudadanos reconocen al instante.

MÓNICA GOITIA | elsiglo

Loading...