Por negarse a dar "favores íntimos" fue asesinado estudiante de la UNES

Después de haber transcurrido un año como persona desaparecida, este 19 de marzo funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, localizaron la osamenta correspondiente al joven Robert de Jesús Salcedo Espinosa, de 20 años de edad.

Loading...
Robert de Jesús Salcedo Espinosa, estudiante que localizaron muerto

El hallazgo ocurrió en la granja La Fortaleza, ubicada en el municipio La Cañada de Urdaneta del estado Zulia.

Y como indiciado en ese horrendo crimen fue identificado como Luis Lino Pirela Castillo, de 51 años de edad, propietario de la finca, supervisor jefe y profesor de la Universidad Nacional de la Seguridad (UNES).

De acuerdo a la información que se maneja policialmente, el joven era estudiante de la UNES y el profesor lo invitó a pasar un fin de semana en su propiedad.

Antes de marcharse, el joven reveló información a la familia que se ausentaría del entorno de ellos y se trasladaría a la granja La Fortaleza, propiedad del profesor universitario.

En efecto, el viaje se dio. Una vez en la zona, el docente le propuso a su estudiante tener relaciones sexuales y éste se negó rotundamente. Le insistió en varias ocasiones, pero el muchacho le respondió que no tenía desviaciones sexuales.
Al ver frustrada su intención, el docente, en un medio de un ataque de cólera, lo mató y después abrió una fosa de 20 metros de profundidad, procediendo a enterrar el cadáver.

A los días siguientes, como el universitario no regresó a la casa, los familiares se angustiaron y consignaron una denuncia como persona desaparecida en la Delegación Municipal.

En la querella, los dolientes señalaron que el muchacho se había marchado a la finca La Fortaleza, propiedad del académico y desde ese momento, Pirela Castillo quedaba como sospechoso.

Los sabuesos iniciaron las averiguaciones e incluso citaron a rendir declaraciones en varias ocasiones al individuo, pero nunca soltaba prendas. Así transcurrió un año exactamente.

Sin embargo, el indiciado se vio acosado de tantas preguntas hasta que confesó su autoría y reveló toda su historia de amor. Lo mató porque se sintió despreciado por el muchacho, con quien mantuvo una amistad.

Asimismo guió a los funcionarios al sitio donde enterró al estudiante, e igualmente ayudó a excavar la tumba para desenterrar los restos del universitario.

Esa misma tesis la confirmó otro estudiante de la UNES, quien relató a las autoridades que ese profesor también lo invitó a su propiedad, y de igual forma le propuso tener intimidad. Tras negarse, lo amenazó de muerte, pero luego de una pelea logró huir del lugar.

El testigo indicó al Cicpc que Pirela Castillo realizaba proposiciones de este tipo a varios de sus estudiantes, por lo que al enterarse de la desaparición de Salcedo Espinoza, contribuyó a esclarecer el caso.

Vale destacar que los funcionarios del Cicpc tuvieron que apoyarse en una comisión del Cuerpo de Bomberos del municipio San Francisco para extraer los restos óseos de Robert de Jesús Salcedo Espinosa.

El profesor Pirela Espinoza se encuentra actualmente detenido en la sede del Cicpc de San Francisco y ahora debe afrontar la justicia, informaron funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...