"Más que las vacunas necesitamos mantenimiento de las escuelas"

El presidente del Sindicato Único del Magisterio de Aragua, Henry Medina, destacó que las unidades educativas y los grupos escolares de la entidad no se encuentran aptas para comenzar clases presenciales.

Loading...
Henry Medina

En este sentido, el educador señaló que sólo falta un mes para un posible comienzo de manera presencial de las clases y en la actualidad las escuelas de Aragua se encuentran en mal estado.

Al respecto, Medina destacó, "no sólo en Aragua las instituciones no están aptas, me atrevo a decir que el 87% de las escuelas en el país se encuentran en total abandono, y carente de servicios básicos".

Acotó el profesor que en la mayoría de las comunidades de Aragua hay carencia de agua y por ende al afectar a los habitantes influye en las instituciones, siendo el vital líquido un factor importante para la prevención del Coronavirus.

De esta manera aseveró, "una de las medidas preventivas es el lavado constante de las manos, pero hay un problema que es evidente en todos los sectores de Aragua como es la falta de agua; cómo pretende el Gobierno mandar a los muchachos a la escuela si no hay agua en las mismas".

Por otra parte, señaló que una de las nóminas más grande en el estado Aragua es la de los docentes, destacando que al menos hay 1 millón y medio de educadores, acotando que las vacunas no alcanzarán para todo el gremio.

Recalcó asimismo no tener conocimiento de cómo va a ser el sistema de vacunación del personal docente, administrativo, y obrero en cuanto a la colocación de las vacunas para combatir el Coronavirus.

En otro orden de ideas, el presidente del SUMA aseveró que hay disponibilidad de los docentes en trabajar y seguir cumpliendo con su deber de instruir y enseñar, sin embargo, a todos los problemas antes descritos se agrega el salario.

Asimismo comentó, "hay muchas necesidades económicas en el gremio, entonces cuál es la situación del docente en Aragua, la primera no garantizan los servicios públicos en las escuelas, el salario devengado no alcanza para asistir a diario a las instituciones, en toda comunidad hay una escuela, y lo que perjudica al sector afecta a los que hacen vida en las escuelas".

JOSÉ CARPIO G. | elsiglo

Loading...