Trasladaron los cadáveres de militares caídos en combate

La noche del lunes pasado, comisiones castrenses, bajo un fuerte despliegue de seguridad, trasladaron al Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses en Caña de Azúcar del municipio Mario Briceño Iragorry, en Aragua los cadáveres de dos militares caídos en combate en Apure, para la autopsia de ley.

Loading...

La decisión de traerlos a Aragua se debió a medidas de seguridad, y esa misma noche se habilitó al personal forense para que le practicaran la autopsia a los cuerpos de Eduard Ramón Corobo Segovia, de 41 años de edad, quien ostentaba el rango de Mayor del Ejército.

Así como el de Jonathan Miguel Duarte, de 35 años de edad, quien tenía el rango de Teniente del Ejército.

Y a primera hora de la mañana de este martes, los cadáveres fueron retirados por sus familiares, amigos y el Ejército.

Las esposas de las víctimas abandonaron el recinto en medio del llanto y desesperación.

No hubo declaración para los periodistas de sucesos, debido al hermetismo reinante entre el personal militar.

De acuerdo a la información obtenida de manera extraoficial, los funcionarios caídos en combate el domingo pasado con presuntos irregulares del lado colombiano, fueron trasladados a la Base Militar en Palo Negro, donde recibieron los honores correspondientes.

Allí los castrenses fueron ascendidos al rango inmediato superior. Los familiares se mostraron consternados y muy dolidos por la pérdida de dos ciudadanos que le servían a la patria.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...