DIEP desarticuló banda hamponil que hurtaba material de la UCV

Luego de un trabajo de inteligencia e investigación, funcionarios de la Dirección de Inteligencia y Estrategias Preventivas de la Policía Bolivariana de Aragua lograron la desarticulación de una organización delictiva dedicada al hurto y comercialización ilegal de material estratégico en las instalaciones de la Universidad Central de Venezuela, núcleo Maracay.

Loading...
Héctor José Tovar Giménez, detenido

Extraoficialmente se informó que luego de varias denuncias donde señalaban una serie de robos y desmantelamiento de dicha casa de estudios, los funcionarios de la DIEP procedieron a una investigación bajo instrucciones del gobernador, Rodolfo Marco Torres y el secretario de Seguridad Ciudadana y director de la PBA, general José Gregorio Viloria.

Se dijo que luego de varios interrogatorios a los trabajadores y personal que hace vida en la UCV, los policías procedieron al adelanto de las investigaciones, así como a identificar a los sujetos, y determinar además qué organización delictiva operaba dentro del campus universitario.

Los delincuentes acumulaban el material estratégico dentro de la universidad

Es por ello, que a eso de las 5:00 de la tarde de este sábado, los funcionarios se trasladaron al municipio Mario Briceño Iragorry, donde queda la sede de la UCV, y realizaron un despliegue de seguridad en la misma para capturar a los sospechosos.

Se conoció que luego de varios minutos por los terrenos de la universidad, los funcionarios de la DIEP observaron a un sujeto el cual cumplía con las facciones físicas de uno de los hombres acusados de integrar la organización delictiva que mantenía en zozobra, tanto a los trabajadores, como profesores y estudiantes de la universidad, por lo que procedieron a darle la voz de alto.

Los sujetos hurtaron el embobinado de cobre de los transformadores

Sin embargo, se precisó que ante la sorpresiva llegada de los efectivos, el hombre no pudo escapar del lugar, por lo que fue capturado en flagrancia.

El detenido quedó identificado como Héctor José Tovar Giménez, de 41 años de edad, y quien se indicó laboraba en la institución como vigilante.

Los funcionarios de la DIEP incautaron una cesta de color rojo, contentiva de material estratégico presunto cobre y bronce, un teléfono celular marca BLU, en el cual se evidencian todas las conversaciones sobre el delito cometido.

Héctor José Tovar Giménez quedó puesto a las órdenes de la Fiscalía Sexta del Ministerio Público del estado Aragua, donde se le realizará el expediente correspondiente.

COBRE DE LOS TRANSFORMADORES

Fuetes ligadas a la investigación precisaron que el último robo de esta organización delictiva se realizó en días pasados, cuando sin pensar en la estabilidad de los estudiantes y cuidado del recinto universitario, hurtaron el embobinado de cobre de los transformadores de la Facultad de Agronomía de la UCV.

Además se informó que aprovechándose de su condición de trabajador, el detenido junto a cuatro sujetos más acumulaban el material estratégico, específicamente cobre y bronce, y cuando tenían grandes cantidades procedían a venderlo.

De igual forma, se detalló que estos delincuentes no sólo desvalijaban la universidad, sino que también eran los responsables de robar y hurtar en el Centro de Estudiantes, llevándose así lo que consiguieran a su paso.

ORDEN DE CAPTURA

Extraoficialmente se conoció que la organización delictiva era integrada por cinco personas, sin embargo al momento del procedimiento policial, Héctor José Tovar Giménez se encontraba solo en la universidad.

Sin embargo, se indicó que los otros cuatros ciudadanos se encuentran plenamente identificados, por lo que se les tramitará las respectivas órdenes de captura.

Se espera que en el transcurso de las próximas horas, los cuatro sujetos en fuga logren ser capturados por los efectivos de seguridad del estado Aragua.

Finalmente, fuentes extraoficiales informaron que los funcionarios de la DIEP y de la PBA continuarán desplegados resguardando las casas de estudios de la entidad aragüeña, y así poder continuar protegiendo los espacios universitarios.

MÓNICA GOITIA | elsiglo

Loading...