Cardenal Porras exhortó a cumplir con la bioseguridad en Semana Santa

El cardenal Baltazar Enrique Porras, arzobispo de la Arquidiócesis de Mérida, manifestó ayer en visita a Maracay, que la iglesia católica mantiene la programación para la celebración de la Semana Santa, pero exhortó a la feligresía y a la ciudadanía en general, cumplir con todas las medidas de bioseguridad para evitar que continúe la propagación del Coronavirus (Covid-19).

Loading...

Cardenal Baltazar Enrique Porras en la Catedral de Maracay

Baltarzar Porras estuvo en la Catedral de la Ciudad Jardín, en los actos por el centenario del obispo Feliciano González (1921-1986). Afirmó, "seamos templos vivos con puertas abiertas", pero dejó claro en su mensaje, que es importante respetar los aforos, en especial, en los días centrales de la celebración.

El cardenal Porras precisó que se mantiene la organización propuesta por la iglesia en todo el país para la Semana Santa, siguiendo las recomendaciones del papa Francisco. "Nuestra iglesia ha dado el ejemplo, y más allá de los requerimientos lógicos y normales de las autoridades, tenemos que cumplir con los protocolos de bioseguridad; las programaciones se están llevando en todas nuestras Diócesis", apuntó.

Expuso, "tenemos que aprender a cuidarnos para poder cuidar a los demás, no estamos ante un juego, ni una gripe cualquiera, es un virus que se está llevando a mucha gente y es una responsabilidad personal y colectiva, y eso ciertamente, nuestra iglesia lo ha comprendido bien".

Aseguró que por el momento todos los templos permanecerán abiertos en la Semana Santa, pero enfatizó que la garantía de seguridad está en el cumplimiento de las medidas, especialmente de la feligresía, respetando los aforos para evitar las multitudes, así como el uso de tapabocas y mascarillas.

"Eso no nos impide orar, ni dejar de trabajar, ni de servir por los hermanos más necesitados. Nuestra actividad es estar siempre cerca de los más necesitados, es una exigencia de vocación", dijo.

UN EJEMPLO

"Es una grata noticia que la Diócesis de Maracay quiera darle relevancia a este centenario del nacimiento de Feliciano González", expresó el Cardenal Porras, minutos antes de iniciar la misa.

- Fue uno de los prelados de la segunda parte del siglo XX que sirvió mucho, como sacerdote y luego como obispo, con esa preocupación por lo pobres, por la justicia, por el desarrollo de las vocaciones, por las dotaciones de las parroquias en momentos que había la efervescencia del crecimiento acelerado de toda esta región, la que él amó profundamente -, destacó.

"Feliciano González, segundo obispo de la Diócesis de Maracay, trabajó y se entregó profundamente con ahínco a su labor, con ese buen humor, que permite que hoy en día de cosechen esos frutos", precisó.

Porras puntualizó que la vida siempre es un proceso, de las personas y de las instituciones, "y lo que él sembró se tiene que hacer memoria viva, que sus virtudes sean retomadas, no sólo por los obispos, sino también por todos los agentes pastorales; fue un ejemplo".

HB. | elsiglo

Loading...