El camión eléctrico que ya se prueba sobre el terreno

El Tesla Semi es el camión eléctrico de la marca de Elon Musk. Tendrá hasta 804 kilómetros de autonomía y estará disponible a partir de 150.000 dólares, el equivalente a unos 136.000 euros. El objetivo de la firma es completar las primeras entregas antes de que termine 2021.

Loading...

Musk dijo durante 2020 que Tesla estaba preparada para «llevar el Semi a producción» y también contrató a personal para encargarse de su ensamblaje, aunque a corto plazo la prioridad de la marca es poner en marcha la fabricación de su nueva celda de batería 4680. También se rumorea que Tesla trabaja en una furgoneta eléctrica con capacidad para hasta 12 pasajeros.

En febrero de 2021, la cuenta de Twitter @klwtts avistó un nuevo prototipo del Semi en las cercanías de Sacramento. La marca no ha confirmado si se trata de un simple prototipo o si es la versión de producción del camión.

Un mes más tarde, en marzo, ha sido la propia Tesla la que ha compartido un vídeo en su Twitter oficial en el que se ve al Semi en movimiento. Es el siguiente:

TESLA SEMI 2021: EXTERIOR

El Tesla Semi 2021 destaca por un trato exquisito de la aerodinámica, a fin de reducir al máximo su drag y así minimizar el consumo de energía.

Se estima que la resistencia al avance –que en los camiones oscila entre 0,5 y 1,0– es responsable de más de la mitad del consumo necesario para circular a velocidad de autopista.

El Tesla Semi presume de un coeficiente aerodinámico de 0,36, un valor más similar al de coches como el Toyota Corolla –0,30– o el Audi A3  –0,31–, y mejor que el Bugatti Chiron  –0,38–. Representa una reducción del 20% respecto a un camión convencional, con una reducción del consumo del 10% y un ahorro anual de miles de euros.

Los camiones térmicos suelen presentar una sección frontal muy vertical, dado que el espacio interior está ocupado por el motor de combustión. El Semi 2020 adopta un perfil inclinado inspirado en los trenes de alta velocidad para reducir la zona de alta presión, con la consiguiente reducción de drag.

Los retrovisores de espejo, responsables de entre el 2% y el 5% de la resistencia en el caso de los turismos, desaparecen y se sustituyen por cámaras de visión trasera que se visualizan desde el interior del habitáculo.

La parte superior de la cabina se extiende vertical y horizontalmente para así ocultar los vértices del tráiler, de tal modo que evita una nueva superficie de alta presión que pudiera comprometer el avance.

Las ruedas traseras reciben un carenado para evitar que interactúen con el aire, en alas del rendimiento aerodinámico.

Elsiglo

Loading...