La chef Norah Muñoz quiere hacer realidad su fundación “Cocina y salva una vida”

La cocinera venezolana participa en la competencia Favorite Chef, creada por Eddie Matney, que espera ganar para obtener los $50.000 del premio y así cumplir con el objetivo que se ha trazado.

Loading...

Norah Muñoz es una apasionada de los fogones, pero más allá de complacer paladares está convencida de que debe continuar su lucha para combatir el hambre. Y qué mejor que participar en el concurso Favorite Chef para el programa social “Feeding América”, una manera de hacer realidad el objetivo de su fundación “Cocina y Salva una Vida”.

Participan aproximadamente 100 cocineros en esta competencia en línea para ser nombrados Chef Favorito del Mundo, recibir $50.000 y aparecer en un anuncio de dos páginas en Bon Appétit, en el que darán a conocer el nombre del vencedor. El ganador se elige a través de votaciones: por los semifinalistas se podrá votar hasta este jueves, a las 6:00 pm. Luego, hasta el 8 de abril, se votará por el ganador que será anunciado a través de la página web del concurso www.favchef.com.

La competencia Favorite Chef, creada por el chef Eddie Matney, anfitrión del concurso, donará una parte de las ganancias a Feeding America, la organización más grande de Estados Unidos dedicada a combatir el hambre a través de una red nacional de bancos de alimentos. El célebre chef Eddie Matney brindará consejos de cocina, estímulos y conocimientos que llevarán a un talentoso chef por el camino de la victoria.

“Los 50.000 dólares nos servirán para poner en marcha el proyecto de la fundación Cocina y salva una vida. Llevamos años con esta idea, pero que por falta de financiamiento no hemos podido hacer más. Hoy en día la situación de crisis humanitaria en Venezuela hace más urgente enseñar y formar a las personas en habilidades culinarias, para ofrecerles no sólo un oficio con el que lleven comida y dinero a sus familias, sino también para que puedan influir positivamente en sus comunidades”, comparte Muñoz.

Aparte de vencer a sus contrincantes, el gran reto para Norah Muñoz es lograr que la gente crea en los venezolanos, en los cambios positivos que deben hacerse para apoyar al país y la oportunidad de lograr lo que se han planteado con su fundación.

“He estado enfocada en obtener más apoyo a través de los votos, no conozco mucho a los competidores. Mi mayor contrincante soy yo y dar a conocer el motivo del concurso. Me siento muy feliz porque hemos tenido el apoyo de muchas personas, especialmente de los alumnos de la escuela de gastronomía Adelis Sisirucá, en Barquisimeto. Enfrentarme con esa ola de cariño que no me esperaba y saber que cuento con ellos, es maravilloso”, dice.

Una vida en los fogones

Muñoz comenzó a cocinar a los 10 años con su madre, Nora Peralta, inmigrante boliviana en Venezuela, quien para ganarse la vida ofrecía servicios de catering de comida boliviana y venezolana para familias en la ciudad de Barquisimeto, a finales de los años 70.

En 2010, junto con su esposo, Sergio Arango, y otros especialistas en la materia, crean la Escuela de Gastronomía Adelis Sisirucá, en la que forman a muchos talentos. Son del lema de que la educación puede salvar vidas y más en este tiempo.

Norah Muñoz es una referencia importante de la cocina en Barquisimeto y desde hace un tiempo en toda Venezuela. En su trayectoria ha sumado grandes experiencias que han hecho que su pasión por la cocina sea más ferviente.

“Cuando vino Don Ignacio Medina, crítico gastronómico de suma importancia, nosotros no teníamos un restaurante, solo un catering, y en ese momento nos invitaron a cocinar para él. Me sentí emocionada de tener esta oportunidad, fue una experiencia mágica. Lo más increíble fue su crítica en la revista Cocina y Vino, la espera fue agobiante. En un evento organizado por mi equipo en Barquisimeto, estaba el profesor Víctor Moreno y fue él quien nos mostró la revista, leyó la crítica en público, fue muy positiva. Se me salieron las lágrimas de la emoción”.

Como todo chef tiene un plato estrella. “Jardín de Lara es un plato que diseñamos como participantes del Goût de France 2017. Recreamos un carpaccio de verduras francés pero con productos del estado Lara. Utilizamos papas y caraotas de Sanare, cebollas moradas de Quíbor, brotes de cilantro; a su vez, preparamos una vinagreta de cilantro francesa y adornamos con flores de la zona”.

Norah Muñoz tiene emprendimientos gastronómicos en Barquisimeto y también otros en planes para dar a conocer este año.

ElSiglo

Loading...