El comercio exterior apunta hacia una lenta pero franca recuperación

comercio exterior

El 2020 fue un año que muchos quisieran borrar de sus mentes, fue muy malo en muchos aspectos, principalmente para quienes se dedican a las exportaciones, quienes sufrieron fuertemente las consecuencias de la pandemia por la Covid-19 y las restricciones impuestas. Por suerte, este año las cosas comienzan a cambiar y se siente una sensible recuperación que apunta hacia el rescate progresivo y sostenido de la economía global.

Loading...

El año 2020 estuvo marcado por la llegada de un enemigo invisible que cambió la vida de todos en muchos sentidos y que hizo temblar los cimientos de la sociedad actual en lo más profundo: la economía. La pandemia de la Covid-19 obligó a cerrar fronteras, puertos marítimos y aeropuertos, por lo que las exportaciones se detuvieron y nada entraba o salía de los países, paralizando todos los sectores económicos del mundo.

Este año no es que el Coronavirus haya desaparecido o que ya esté controlado, pero al menos las restricciones se han flexibilizado, permitiendo que la economía global tome oxígeno, se reactiven las exportaciones y comience la recuperación global en todas sus áreas.

El 2021 está dando claros indicios de que sí se puede, manteniendo estrictas normas de seguridad sanitarias y todos los protocolos recomendados, para poder hacer exportaciones seguras en todo el mundo, mientras se terminan de aplicar las vacunas y de erradicar definitivamente la enfermedad.

Tan solo en España en lo que va de año, se registra un repunte de aproximadamente el 7% en las exportaciones, lo cual es un buen comienzo, considerando lo malo que fue 2020 para este sector económico, cuando se registró una disminución del 10%, según publicó el Ministerio de Economía y Competitividad en su Informe de Comercio Exterior Enero-Diciembre 2020.

Se estima que la curva irá al alza durante todo el año, para llegar a 2022 con un balance más positivo y esperanzador que el vivido durante los últimos meses. Si las cosas siguen por el camino que llevan, lo más seguro es que las exportaciones recuperen los niveles registrados en 2019 y rescaten gran parte de su brillo perdido.

Por tal razón, se espera que uno de los sectores que más beneficios darán a España en el proceso de su recuperación económica, más allá del turismo y demás servicios que podrían continuar afectados por mucho más tiempo, sin lugar a dudas, es el de las exportaciones.

Conceptos básicos de exportación

Para entender un poco más cómo funciona el sector de la exportación y de qué manera incide directamente en la economía de un país y del mundo entero, es importante detallar algunos conceptos que se explican a continuación: 

  • Exportaciones: es una actividad económica que consiste en vender o enviar bienes y servicios a otro país. En otras palabras, se trata del envío de productos o servicios desde un territorio que lo envía a otro que lo recibe.
  • Tipos de exportación: se pueden dividir según el tiempo, en temporal y definitiva, y según el envío, en directa, indirecta y concentrada.

Se dice que es temporal cuando la mercancía va a estar un tiempo estipulado en el país que la recibe, para luego regresar a su territorio de origen; y se habla de definitiva cuando se queda de manera permanente en su lugar de destino.

La exportación directa es cuando una empresa, la productora del bien o servicio, se encarga de hacer todo, envío, traslado y entrega de la mercancía.

La indirecta se refiere a la utilización de empresas contratistas que se encargan de hacer los trámites de exportación; y concentrada, cuando varias empresas colaboran entre sí para hacer las gestiones de envío de sus productos a otro país.

Las exportaciones son muy importantes para cualquier país, porque establecen fuentes de ingreso que benefician a la empresa que hace los productos, a los trabajadores que dependen de ella y al Estado, que percibe impuestos y tributos de la actividad. En conclusión, fomentan la economía de forma sana y sostenible, de toda una nación.

Loading...