Sutra UCV exige derogación de la circular 2792

Durante una visita a las instalaciones del diario elsiglo, los trabajadores de la Universidad Central de Venezuela y miembros del Sindicato Único de Trabajadores de la UCV, (Sutra-UCV) núcleo Maracay, exigieron al Gobierno nacional la derogación inmediata del Memorando- Circular Nº 2792, emitido por el Ministerio para el Proceso Social del Trabajo el 11 de octubre del 2018, asegurando que dicha circular no representa los intereses de la clase obrera en el país.

Loading...
Sutra UCV exige
Exigen soluciones inmediatas a sus denuncias

En este sentido, Rogelio Castro, secretario general del gremio, explicó que dicho decreto no respeta la tercera convención de la contratación colectiva, acordada con la directiva del Ministerio de Educación Universitaria hace años atrás, ya que omite el pago de las utilidades laborales, Seguro Social y demás beneficios que reciben los trabajadores por ley.

Asimismo, el sindicalista añadió que tras la reconversión monetaria en agosto del 2018, eliminó las prestaciones sociales a los jubilados de la UCV, Fideicomiso y el salario mínimo, siendo agravada con el nuevo memorando 2792.

"Para suplir esto exigimos que se cumpla con las contrataciones colectivas y solicitamos un aumento salarial de hasta 500 dólares como base", dijo Castro.

Por otro lado, Fidel Franco, secretario de Reclamo de Sutra-UCV, núcleo Maracay, expresó que se le ha enviado en varios comunicados al ministro de Educación Universitaria, César Trómpiz, en la cual asegura no tener presupuesto para los aumentos salariales y el pago de las deudas laborales.

"En el mes de noviembre, el ministro Trómpiz visitó las instalaciones de la Facultad de Agronomía para entregar unas tablets y tras concluir el acto, lo abordamos para preguntarle sobre las contrataciones colectivas de los trabajadores y solicitándole apoyo para unos proyectos socio-productivos. Su respuesta es que todavía no hay recursos", comentó Franco.

Franco además denunció que el Gobierno nacional y el Ministerio se escudan bajo el pretexto de la guerra económica para no cumplir con dichos derechos laborales, aseverando que estos "están establecidos en la Constitución y son irrenunciables".

Tanto Franco como el secretario General de Sutra-UCV, núcleo Maracay, Rogelio Castro, exigen una reunión al diputado Pedro Infante, presidente de la Comisión Permanente del Poder Social del Trabajo, de la Asamblea Nacional para establecer las contrataciones colectivas.

Además piden al Gobierno nacional que sean incluidos en la mesa de diálogo que se llevó a cabo el 8 de febrero en el Teresa Carreño con las demás centrales de trabajadores y sindicatos del Área Metropolitana de Caracas.

"Ponemos a la orden el auditorio de Economía Agrícola de la UCV Maracay, con los representantes sindicales, la UCV como anfitriona. Invitamos al Pedagógico de Maracay, el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas, a la Universidad Simón Rodríguez y todos los sindicatos de las empresas públicas como privadas que estén interesados en participar", dijo Franco.
Los dirigentes de Sutra-UCV piden a los demás sindicatos regionales a unirse en estas exigencias y unir esfuerzos para emprender la lucha por los derechos de los trabajadores.

¿QUÉ ES LA 2792?

El 2792 es un memorando emitido por el Ministerio para el Proceso Social del Trabajo el 11 de octubre del 2018, cuyo objetivo es, "proteger la fuente de trabajo, viabilizar las convenciones colectivas, proteger la remuneración de los trabajadores".

Con esto también se busca "preservar y proteger la estabilidad laboral y la justa distribución de la riqueza", en el cual se establece mediante una mesa de diálogo entre los obreros y los patronos, para así llegar a un acuerdo y garantizar la estabilidad laboral de los empleados y la producción de la empresa.

Sin embargo, la crítica que hacen los representantes de los sindicatos y trabajadores a la 2792, es que dicho decreto racionaliza los beneficios laborales, que establece como un piso obligatorio, el salario mínimo vigente y la susceptibilidad de revisión de cualquier beneficio o escala salarial que se establecieran por encima de éste.

Además de eso, la intervención del Estado para negociar con los patronales sobre los convenios de contratos colectivos pone en duda la capacidad de los representantes de los sindicatos, buscar acuerdos y mejoras salariales, siendo cuestionada porque beneficia a la patronal y suprime ciertos beneficios sociales, sobre todo a los jubilados.

Durante varios meses a través de las redes sociales se ha puesto en tendencia la derogación del memorando N° 2792, ya que ésta según, no beneficia a los trabajadores.

El Memorando nunca fue formalizado mediante una Providencia Administrativa, y se mantiene al día de hoy como una circular interna.

LINO HIDALGO | elsiglo

Loading...