Ocupan varios teatros franceses en protesta por las restricciones de la covid

Profesionales del mundo del teatro, la mayoría contratados temporalmente, han iniciado un movimiento de protesta ocupando varios teatros en Francia, cerrados desde hace meses por las restricciones en el combate contra la covid.

Loading...
teatros
Foto: referencial

Desde que el pasado jueves el icónico teatro Odeón, en el corazón de París, fuese el primero en ser ocupado, otros locales lo han imitado a partir de este miércoles, como el teatro Graslin, en Nantes (noroeste), y el de Equinoxe, en Châteauroux (centro).

Antes lo habían hecho durante esta semana el de la Colline (París), el de Pau (sur) o el Teatro Nacional de Estrasburgo (noreste).

Las ocupaciones, que se reivindican como pacíficas, tienen como meta presionar al Gobierno francés para que aumente las ayudas a un sector fuertemente impactado por los cierres de espacios culturales con el objetivo de combatir la covid, que ha dejado en Francia casi 90.000 fallecidos y cuya incidencia es todavía alta.

Desde finales de octubre, salas de teatro, de cine y museos permanecen cerrados.

En Francia, el sector cultural es uno de los vectores más dinámicos de su economía, representando el 2,3 % del PIB del país antes del estallido de la pandemia y dando trabajo a 670.000 personas (el 2,5 % de la población activa).

La ministra de Cultura, Roselyne Bachelot, envió este miércoles un mensaje para los manifestantes, la mayoría contratados temporalmente bajo el régimen laboral conocido en Francia como "intermitentes del espectáculo", por el que el Gobierno asegura una parte del salario cuando esos trabajadores estén sin un proyecto.

"De ninguna manera vamos a revisar los derechos de los intermitentes, los vamos a proteger (...) Estamos trabajando para mejorar el dispositivo para los que debutan en el sector, porque debemos proteger a nuestros jóvenes que trabajan en la cultura", aseveró en el Senado.

Según Bachelot, "en ningún país del mundo se apoya a la Cultura como en Francia".

El país europeo ha brindado diferentes líneas de ayuda al sector cultural y de los medios, estimadas en 5.000 millones de euros desde marzo de 2020.

EFE

Loading...