Abatidos dos individuos en la parroquia Zuata

Funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana mientras realizaban labores de patrullaje en la zona agrícola de la parroquia Zuata del municipio José Félix Ribas en la lucha diaria contra las bandas que mantienen en jaque a los trabajadores del campo y comerciantes de esa jurisdicción, sostuvieron un enfrentamiento en dos sitios distintos.

Loading...

Este martes en distintas horas de la mañana, las comisiones se desplegaron hacia las comunidades de El Indio y Prado de María en Zuata, dando respuesta a una serie de denuncias sobre la presencia de sujetos incursos en delitos de cobro de vacunas y en otros hechos sancionados a través de la legislación.

Primeramente realizaron un abordaje en el sector El Indio, en donde observaron a unos desconocidos portando armas de fuego y al darle la voz de alto, uno de los individuos hizo uso del arma de fuego que cargaba.

Se internó hacia una zona boscosa, en donde siguió disparando y los militares, haciendo uso de la fuerza, neutralizaron la acción negativa del presunto delincuente.

Aunque fue trasladado a un centro asistencial, el sujeto dejó de existir, y en el sitio del suceso se recuperó un arma de fuego y otras evidencias que quedaron en manos de una comisión del Cicpc que hizo acto de presencia en El Indio.

Igual situación ocurrió en el sector Prado de Marí en Zuata. Allí los guardias nacionales observaron a un hombre en una actitud sospechosa e inmediatamente le dieron la voz de alto.

Acto seguido se produjo un intercambio de disparos y uno de los proyectiles impactó en el presunto delincuente, quien fue trasladado a un centro asistencial, muriendo cuando estaba siendo atendido por el galeno de guardia.

Se informó que en el sitio se recuperó un arma de fuego. Ambos casos quedaron en manos del Ministerio Público, mientras que los cadáveres fueron trasladados al Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses del Cicpc en Caña de Azúcar para la autopsia de ley.

Se investiga si ambos sujetos pertenecían a bandas diferentes en la parroquia Zuata.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...