El sector de servicios en Brasil crece 0,6 % en enero pero pérdidas persisten

El sector de servicios, responsable de cerca del 70 % del PIB de Brasil, creció en enero un 0,6 % frente a diciembre, lo que supone el octavo mes consecutivo de resultados positivos pero todavía insuficientes para revertir las pérdidas provocadas por el coronavirus, informó este martes el Gobierno.

Loading...
Brasil

Tras mantenerse estable en diciembre (0 %) y con el alza en enero, el comportamiento del sector sigue aproximándose a niveles prepandemia, aunque se sitúa un 3 % por debajo del registrado en febrero de 2020 -último mes antes de las medidas restrictivas- según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Pese al buen resultado mensual, el volumen de los servicios ofrecidos en Brasil acumula una caída de un 8,3 % en los últimos 12 meses, el peor nivel ya registrado desde el inicio de la serie histórica del IBGE, en 2012.

Asimismo, según el informe, el sector cayó en enero un 4,7 % en la comparación con el mismo mes de 2020.

De acuerdo con los datos del Instituto, tan solo dos de los cinco subsectores analizados registraron crecimiento en el primer mes del año, destacándose el de transporte y conexos, que se expandió un 3,1 %, y los servicios auxiliares, administrativos y complementares, que avanzaron un 3,4 %.

En la otra punta, el subsector de otros servicios fue el que más se contrajo en enero, con una caída de un 9,2 %, pujada por las agencias de títulos y valores inmobiliarios.

Los servicios de información y comunicación, con una caída del 0,7 %, y los prestados a las familias, que retrocedieron el 1,5 %, igualmente presentaron resultados negativos en el primer mes de 2021.

El sector de servicios responde por cerca del 70 % del Producto Interior Bruto (PIB) de Brasil y fue uno de los más golpeados por la pandemia de covid-19, que ya se alarga por más de un año y amenaza la recuperación de la mayor economía de Sudamérica.

En 2020, los servicios sufrieron una contracción récord del 7,8 % como consecuencia de la crisis generada por la pandemia, en lo que supuso su mayor caída desde 2012, cuando el indicador comenzó a ser medido.

El sector empezó a recuperarse a mediados del año pasado, gracias a la flexibilización de las medidas de distanciamiento social, pero el recrudecimiento de la emergencia sanitaria amenaza con frenar su retomada.

Con un promedio por encima de los 1.500 decesos diarios, Brasil atraviesa su periodo más mortífero de la pandemia desde la confirmación del primer caso de coronavirus, el 26 de febrero de 2020, lo que llevó a que prácticamente todo el país volviera a adoptar restricciones, toques de queda y cuarentenas.

Con una población de unos 210 millones de habitantes, el gigante sudamericano acumula hasta ahora más de 266.000 muertes, 11 millones de infectados y números récords de hospitalizaciones, cifras que han presionado el sistema de salud de todo el país.

EFE

Loading...