Intención de dejar aplicar Sputnik V pasa por la confianza y el escepticismo

A mediados del mes de febrero de este año, llegó a la República Bolivariana de Venezuela el primer cargamento de la vacuna rusa, Sputnik V, contra el Covid-19. Desde entonces, las autoridades nacionales emprendieron una campaña de información sobre el proceso de inmunización que se estaba programando para atender a la población, dando prioridad al personal médico que se encuentra en primera línea para atender a los pacientes contagiados con el virus.

Loading...

La vacuna Sputnik V, que fue desarrollada en el Centro Público de Investigación Médica Ruso (Centro Gamaleya), no contaba con el respaldo de distintas naciones del mundo, desde que fuera registrada y certificada en agosto de 2020, pero a medida que pasó el tiempo y con la llegada del 2021, la situación comenzó a cambiar, aumentando la credibilidad del fármaco, incluso, entre sus propios detractores.

En Venezuela, la vacuna llegó como parte del acuerdo firmado con Rusia, a través de las relaciones de cooperación y hermandad que caracterizan a ambas naciones, para garantizar la atención al pueblo, en especial, para combatir el Covid-19.

El sábado pasado, el presidente Nicolás Maduro se aplicó la primera dosis de Sputnik V, junto a su esposa Cilia Flores, enviando un mensaje de seguridad a la población en general, principalmente para quienes tienen desconfianza al respecto.

CONFIANZA Y ESCEPTICISMO

Para algunos habitantes de Maracay, la vacuna Sputnik V puede convertirse en una alternativa para enfrentar el virus Covid-19, aunque han señalado que el Gobierno Nacional tiene el deber de informar más sobre el fármaco, indicar cuáles son sus componentes, toda vez, que hay posiciones en el mundo que dejan en entredicho la efectividad de la misma.

Anselmo Morillo

Anselmo Morillo señaló que está dispuesto a vacunarse cuando llegue el turno. Dijo, "yo no tengo miedo de colocarme esa vacuna, pero realmente no sé qué tiene. Sería bien interesante que le dijeran al pueblo las indicaciones sanitarias. Sólo han dicho que llegaron los cargamentos, que van a comenzar por los médicos, enfermeras, militares, docentes y contagiados de Covid, pero más nada. A la gente hay que decirle qué elementos tienen. Esa vacuna no comenzó bien por la campaña de descrédito que le hicieron", aseguró.

Carlos Baptista de oficio mototaxista, indicó que no tiene mucha confianza de la vacuna. "Realmente no conozco eso del Sputnik V; Primero tengo que ver quienes se la colocan y saber si no pasa nada con ellos. El Gobierno no ha informado bien sobre la dosis", precisó.

Carlos Baptista

Para Edgar Ochoa, trabajador informal, afirmó que "pudiera" colocarse las dosis de la Sputnik V, pero recalcó que las autoridades nacionales tienen que ofrecer más detalles del fármaco. "Todos tenemos que vacunarnos, pero nos tienen que garantizar la efectividad de esa vacuna. Se han dicho algunas cosas que no son positivas, por lo que el Gobierno debe emprender una campaña comunicacional para ganar confianza, porque en este momento, hay personas que no creen que es bueno vacunarse", aseguró.

Edgar Ochoa

En el caso de Luis Andrés López, conocido trabajador en el centro de Maracay, puntualizó que inmediatamente reciba el llamado para presentarse al centro de vacunación, no perderá tiempo. "Cuando me digan que me toca vacunarme, estaré en el sitio y la hora pautada. Si esa vacuna es la manera de evitar contagiarme de Covid-19, como medida sanitaria científica, diré presente rápidamente. La población tiene que entender que países como Rusia y China nos están ayudando con sus adelantos médicos, por lo que no podemos negarnos a los convenios en bien del pueblo", destacó.

Luis Andrés López

Asdrúbal Hidalgo fue más escéptico, manifestando que a su edad él tiene que consultar. "Tengo que hablar con mis hijos, son ellos quienes me dirán si me vacuno o no. Realmente serán los muchachos los que ayudarán a tomar la decisión, porque no sé qué elementos tiene esa vacuna rusa", apuntó.

Asdrúbal Hidalgo

IMPORTANTE SABER

La vacuna Sputnik V consta de dos dosis que se aplican con un intervalo de 21 días. La primera se basa en el adenovirus humano tipo 26, y la segunda, en el adenovirus humano recombinante del tipo 5.

La Sputnik V cuenta con una efectividad superior al 90 por ciento. En el caso de Venezuela, de acuerdo a la informado por el presidente Maduro, hasta este fin de semana, han sido aplicadas alrededor del 60% de las 100.000 dosis de la vacuna rusa que llegaron al país el 13 de febrero pasado, reiterando que este lunes 8, arranca la inmunización con la vacuna china.

Elsiglo

Loading...