Imagen del Santo Sepulcro regresó a su casa en la sociedad de Sarayauta

La mañana de este sábado, la comunidad de la ciudad de La Victoria, municipio Ribas, se vistió de fe y gran oración, para ver pasar la procesión del Santo Sepulcro, la cual se ha realizado por tres años consecutivos días previos a la Semana Mayor.

Loading...
Santo

La imagen salió desde la Iglesia Nuestra Señora de Guadalupe

Y es que desde bien temprano, los feligreses se apostaron en las afueras de la Iglesia Nuestra Señora de Guadalupe, para entre oraciones y cánticos, recibir a la imagen de Jesús en el Sepulcro, la cual iba a ser trasladada a las instalaciones de su Sociedad, ubicada en el sector Sarayauta.

En este sentido, con las medidas de bioseguridad pertinente, una buena cantidad de fieles se dispusieron acompañar la imagen del Santo, que recorrió las principales calles del centro de la ciudad, para culminar en la zona oeste, donde los residentes de las comunidades de El Calvario, el barrio de Jesús y finalmente Sarayauta, pusieron en manifiesto su fe católica.

"Es una bendición que nuestro Sepulcro un año más recorra nuestras calles y más en este tiempo donde la oración y nuestra fe a Él deben ser la bandera, para sobreponernos ante esta pandemia. Sabemos, que el Sepulcro, es milagroso y por eso esta es una buena ocasión para orarle antes de verlo de nuevo el Viernes Santo", mencionó la señora Bertha Gómez, mientras caminaba por la calle Colón.

De acuerdo, con lo opinado por Gómez, Neydi Silva, residente del barrio de Jesús agregó: "Como buenos devotos hoy nuevamente estamos a disposición de las oraciones al Sepulcro, si bien no estamos caminando como hace tres años, si nos paramos en nuestras ventanas para recibirlo y en medio de oraciones y más que pedirle agradecerle por estar saludables".

Por su parte, Carlos Mendoza, dijo: "Estoy acompañando la imagen desde que salió de la iglesia, no sabía nada, porque presumo que no difundieron la información por las medidas preventivas, pero igualmente, tanto yo, como muchos caminamos con nuestro Santo, ya que es una costumbre".

En resumidas cuentas, los victorianos no hicieron esperar sus muestras de fe al ver la imagen del Santo Sepulcro recorrer las calles y pese a la pandemia por el Covid-19, caminar y acompañarlo conforme a sus posibilidades.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...