Parlamentarios electos desafían a la junta Birmana y nombran cuatro ministros

223

Los parlamentarios electos que no reconocen a la junta militar de Birmania han desafiado a los militares y nombrado a varios ministros, entre ellos a la canciller de Exteriores.

Parlamentarios
Foto:Archivo

Los nombramientos se realizaron este martes por parte del Comité de Representantes de la Asamblea de la Unión (CRPH), que agrupa a parte de los parlamentarios electos en los comicios del pasado noviembre y que no pudieron asumir formalmente sus escaños por la sublevación militar del 1 de febrero.

El Ejercito detuvo la mañana del golpe a la mayoría del Gobierno electo, incluida la líder de facto, Aung San Suu Kyi, y el presidente, Win Myint, además de anular la inauguración de la legislatura prevista para ese mismo día.

Zin Mar Aung, de 44 años, estará al frente del Ministerio de Exteriores y sucede en la cartera a Suu Kyi, quien se encuentra detenida por los uniformados y afronta varios cargos como incitar “miedo o alarma” y por importación ilegal de dispositivos telefónicos.

Lwin Ko Latt será el ministro para la Oficina del Presidente y para la Oficina del Gobierno de la Unión; Tin Tun Naing, el ministro de Finanzas e Industria y para las Inversiones Económicas Extranjeras; mientras que Zaw Wai Soe, será ministro de Trabajo, Educación y Sanidad.

El CRPH ya había revalidado los cargos del presidente, Win Myint, y la Consejera de Estado, Suu Kyi, ambos bajo custodia de los militares.

DISPUTA EN LA ONU

La junta militar birmana y el hasta ahora embajador ante la ONU, un crítico del golpe de Estado, están enfrascados en una disputa diplomática por la representación del país ante Naciones Unidas, confirmó el martes la organización.

Los militares anunciaron durante el fin de semana la destitución de Kyaw Moe Tun, el representante nombrado por el Gobierno derrocado, después de que este pronunciase el viernes un sonado discurso ante la Asamblea General de la ONU pidiendo medidas contra el gobierno golpista.

Sin embargo, Kyaw Moe Tun sigue defendiendo que es el legítimo representante de Birmania y así se lo ha comunicado a la organización en una carta oficial, confirmó ayer el portavoz Stéphane Dujarric.

La ONU recibió la víspera además una misiva del Ministerio birmano de Asuntos Exteriores informando del relevo del diplomático y asegurando que el hasta ahora embajador adjunto es el responsable temporalmente de la representación como encargado de negocios.

El Ejército birmano justificó la toma de poder por un supuesto fraude electoral en los comicios de noviembre, donde observadores internacionales no detectaron ningún amaño y en los que arrasó la Liga Nacional para la Democracia, el partido liderado por Suu Kyi, como ya hiciera en 2015.

Desde el levantamiento militar, centenares de miles de personas se han manifestado a lo largo del país en contra de la junta militar, estamento que ya gobernó Birmania con puño de hierro desde 1962 hasta 2011, a pesar de la brutal represión ejercida por las autoridades, que ya ha dejado 30 muertos, numerosos al recibir el impacto de disparos con munición real por parte de las fuerzas de seguridad.

EFE