Relatora de la ONU condena medidas coercitivas contra Venezuela

El informe preliminar de la relatora especial de las Naciones Unidas sobre el tema de las repercusiones negativas de las medidas coercitivas y unilaterales aplicadas contra el pueblo venezolano, Alena Douhan, determinó que las llamadas "sanciones" aplicadas por Estados Unidos y la Unión Europea como herramienta deliberada para forzar un cambio de gobierno en Venezuela violan flagrantemente el Derecho Internacional y todos los instrumentos universales y regionales de Derechos Humanos (DDHH) y atentan contra la vida.

Loading...
relatora
Foto: referencial

Así lo expuso el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, este lunes, ante la sesión del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

"El informe reconoce concretamente que estas acciones extra territoriales atentan contra la vida del pueblo venezolano y contra el disfrute pleno de los derechos económicos y sociales conquistados democráticamente en las últimas dos décadas", puntualizó el Jefe de Estado.

Refirió que la relatora cumplió recientemente en Venezuela una agenda de reuniones con diversos sectores políticos, empresariales y sociales de todas las tendencias como parte de sus indagaciones al respecto.

El Mandatario Nacional reveló en la sesión del Consejo de DDHH de Naciones Unidas que Alena Douhan exigió el levantamiento de las "sanciones" contra Venezuela, la devolución de sus activos y las garantías de acceso de Estado venezolano a los recursos que han sido ilegalmente congelados en el mundo, así como el acceso al sistema financiero mundial.

"Este es el clamor de casi 30 millones de venezolanos víctimas de estas medidas coercitivas, unilaterales, ilegales de esta agresión económica multidimensional", aseveró el presidente Maduro.

En su intervención, el Jefe de Estado venezolano denunció al mundo desde el foro de Naciones Unidas el impacto negativo de las medidas coercitivas, unilaterales e ilegales producto de una guerra no convencional impuesta contra la nación y el pueblo venezolano aun en medio de la pandemia del Covid-19.

"Nuestra patria enfrenta una guerra multidimensional orientada a acabar con el modelo social inclusivo construido por la Revolución Bolivariana, acciones de presión desmedida, de persecución contra nuestro país a través de la imposición de más de 450 medidas coercitivas, unilaterales e ilegales que han resultado en un bloqueo y una obsesiva persecución contra las capacidades del Estado y de la sociedad venezolana", reveló.

No obstante, el Jefe de Estado hizo la salvedad de que a pesar de estas circunstancias hostiles, Venezuela seguirá ejecutando grandes esfuerzos para garantizar el Estado social de bienestar al pueblo.

"No detendremos la marcha de los programas dirigidos a garantizar la seguridad social del pueblo venezolano", enfatizó.

elsiglo

Loading...