Exempleada bancaria exige indemnización por $20 mil

Estuvo presa por 30 días

Loading...

Karina Alejandra Barrios Rodríguez, de 35 años de edad, se acercó a la redacción de elsiglo, en la avenida Bolívar oeste de la ciudad de Maracay, aclarando su situación irregular ocurrida contra su persona y además, estuvo detenida por espacio de un mes injustamente en la Delegación Municipal de Caña de Azúcar.


Comenzó señalando que ella trabajaba en una oficina bancaria, situada en el sector La Herrereña, en la Intercomunal Santiago Mariño, en donde permaneció por espacio de tres años.

"Yo venía cumpliendo con mis obligaciones regularmente y en el mes de octubre, ocurrió un hurto por 40 millones de bolívares, un equivalente para el momento de 70 dólares", dijo.

"La olla se destapó cuando el gerente de esa agencia bancaria consignó una denuncia en la Delegación Municipal de Caña de Azúcar, luego que la persona afectada, se querelló que yo le habían sustraído su dinero", dijo la ciudadana.

Manifestó que "el 19 de noviembre me llevaron detenida y allí estuve presa por un mes. Con mi persona, se llevaron presas a dos personas más y en todo momento pedí que se investigará el asunto, porque yo no tenía nada que ver con esa sustracción millonaria".

"El dueño de la cuenta, sin fundamento legal, me acusó, manifestando que yo lo había atendido. Reconozco que lo atendí amablemente mas no lo robé", dijo.

"Como una vulgar delincuente me sacaron esposada y en la audiencia, la persona responsable del acto delictivo, asumió su responsabilidad, diciendo que ella había incurrido en ese acto porque no tenía dinero para adquirir comida", expresó.

Adicionó la denunciante que "el gerente del banco me puso al escarnio público y desprestigio como una ladrona; además, ahora me quedé desempleada. En los actuales momentos mi caso está en la Inspectoría del trabajo".

"Tengo dos hijas, una de 12 años y una niña de tres años por quienes tengo que luchar y estoy exigiendo una indemnización de 20 mil dólares por daños y perjuicio", afirmó Karina Barrios Rodríguez.

"No escucharon mis súplicas y mis hijas sufrieron enormemente mi ausencia en el hogar. La más pequeña tengo que someterla a un tratamiento psicológico", expresó la ciudadana, quien añadió que el Tribunal Décimo de Control del estado Aragua le otorgó libertar plena.

Por ese motivo, "estoy aclarando mi situación públicamente y exigiendo que se me indemnice por los daños causados contra mi persona", agregó finalmente.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...