Justicia griega investiga denuncias del #MeToo en el mundo del teatro

La Fiscalía de Atenas abrió este jueves una investigación sobre abusos sexuales en el mundo del teatro griego, a raíz de que en las últimas semanas decenas de actrices y algunos actores denunciaran haber sido víctimas de acoso sexual y violaciones por parte de personajes destacados del sector.

Loading...

Justicia

El fiscal convocó al presidente de la Asociación de Actores Griegos (SEI), Spyros Bibilas, para prestar testimonio el próximo lunes en su investigación sobre dos denuncias contra un conocido actor y director de teatro.

Además de su testimonio en el marco de dicha investigación, la Fiscalía pidió a Biblias que entregue toda la información de la que SEI disponga sobre otros casos de abusos sexuales.

La actriz Zeta Duka denunció en una intervención en televisión los malos tratos que sufrió de un director de teatro y varias actrices y actores se le sumaron al relatar en medios y redes sociales sus experiencias de acoso laboral, sexual e incluso violaciones, en muchos casos cuando aún eran menores de edad.

SEI ha invitado a todas las víctimas a romper el silencio y nombrar a los perpetradores y en tan sólo unos días más de un centenar de personas ha ofrecido sus testimonios al sindicato, aunque la mayoría de ellos no han dado nombres y apellidos.

La chispa que ha iniciado el #MeToo griego salió del mundo del deporte, antes de propagarse a las universidades y al mundo del teatro, donde se transformó en incendio.

Esta oleada de denuncias comenzó a mediados de enero cuando la medallista olímpica de vela Sofía Bekatoru rompió su silencio y contó que, en 1998, cuando celebraba su calificación para los Juegos Olímpicos de Sídney, el vicepresidente de la Federación Griega de Vela, Arístides Adamopulos, supuestamente la violó en la habitación de un hotel.

Su denuncia no tendrá consecuencias legales pues en Grecia este tipo de delitos prescribe a los 15 años, pero el impacto que ha tenido al animar a otras a denunciar es innegable.

Sin embargo, no todo son muestras de apoyo para las denunciantes en un debate hasta ahora tabú entre la sociedad helena, profundamente marcada por el machismo. Tanto en programas televisivos como en redes sociales han surgido algunas voces que restan importancia a las denuncias o las acusan de buscar venganza.

Dos encuestas realizadas en enero muestran que más de la mitad de las mujeres griegas han sufrido presuntos abusos o acoso sexual alguna vez. En la mayoría de casos, en su lugar de trabajo o en la calle.

Además, tan solo un 10 % de las violaciones han sido denunciadas a las autoridades y, en la mayoría de los casos, nunca se celebró un juicio.

EFE

Loading...