Más de 20 fallecidos por ola de frío en México y Estados Unidos

Al menos 22 personas han muerto en el norte de México y el sur de EE.UU. por la ola de frío que ha dejado a millones de personas sin electricidad, ha obligado a la cancelación de miles de vuelos y mantiene peligroso el tránsito vehicular.

Loading...

En el norte de México, donde en algunas zonas se han registrado temperaturas de hasta 15 grados bajo cero, el número de muertos por la onda gélida asciende ya a al menos ocho, que se suman a otras 14 víctimas mortales registradas en EE.UU., según los medios locales.

Asímismo, un 20 % de los usuarios del servicio eléctrico siguen sin suministro en el norte mexicano, lo que ha obligado al cierre de empresas, mientras que los afectados por los apagones en Texas desde el lunes ascienden a 4,3 millones de personas.

En Estados Unidos también se han registrado apagones que afectan a más de 100.000 abonados en Oklahoma, Luisiana, Kentucky y Virginia Occidental, mientras que la congelación de cañerías ha dañado el suministro de agua corriente en lugares como Corpus Christi (Texas).

Ciudad Juárez, municipio de Chihuahua fronteriza con Estados Unidos, reportó la muerte de un adulto mayor que se resbaló en el hielo al salir de un supermercado, mientras que en la localidad de Río Bravo, en Tamaulipas, dos jornaleros murieron por hipotermia.

Estos fallecimientos se suman a los antes registrados en México de un motociclista que derrapó en el pavimento helado en Ciudad Juárez y al deceso de tres personas sin hogar y una adulta mayor en la zona metropolitana de Monterrey, la más afectada por el desastre.

En Houston (Texas), una mujer y una niña murieron intoxicadas por monóxido de carbono al dejar encendido en el garaje un automóvil para calentar la casa, y un indigente murió de frío.

Un tornado asociado al temporal dejó en Carolina del Norte al menos tres muertos, dañó medio centenar de casas y dejó a miles de residentes sin electricidad, mientras que un niño de diez años murió en Millington (Tennessee) al quebrarse el hielo a sus pies en un lago helado.

En México los frentes fríos se vienen sucediendo sin casi interrupción y mientras uno se desplazó hacia el sureste del país, se reportó uno nuevo que afecta a los estados del norte.

"Durante este día, se pronostica ambiente de muy frío a gélido, con temperaturas mínimas de -15 a -10 grados Celsius en zonas de Chihuahua, Coahuila, Durango y Nuevo León", indicó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En Estados Unidos, los meteorólogos indicaron que casi el 73 % de la superficie del país se encuentra nevada, exceptuando la franja oeste y el sureste, con una acumulación media de quince centímetros y una máxima de 1,27 metros registrada en la localidad de Troy Public (Ohio).

Pero los efectos de la tormenta son más severos en el sur, donde las viviendas y edificios comerciales no están preparados para temperaturas muy inferiores a la congelación.

A su juicio el Gobierno mexicano reportó el restablecimiento del servicio eléctrico en un 80 % tras el apagón del lunes, que afectó a 4,7 millones de personas en el norte del país por los efectos que la ola de frío ha tenido en el suministro de gas desde Texas.

El frío y el apagón obligaron al cierre de fábricas, como en Chihuahua, donde el Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index) reportó una pérdida de 2.000 millones de dólares por el paro de la producción, que dejó a 500.000 trabajadores detenidos.

Decenas de barrios de la capital de Nuevo León, donde están más del 40 % de los usuarios afectados por el apagón, reportaron hasta 24 horas sin energía eléctrica.

En Estados Unidos, la tormenta invernal avanza desde el sur y el centro del país hacia el nordeste, con lo que se calcula que podría llegar a afectar a unos 200 millones de personas.

Por otra parte, los apagones y las dificultades para transitar por calles y carreteras heladas ya han entorpecido también la vacunación contra la covid-19, mientras que los vuelos comerciales cancelados ya superan los 4.400.

La ola de frío ha dejado registros de temperaturas mínimas sin precedentes en cientos de lugares de Estados Unidos, y muchas ciudades han tenido las temperaturas más frías en décadas.

En Oklahoma City se registraron 24 grados Celsius bajo cero, lo que supuso la temperatura más fría desde 1889, mientras que los 18 grados bajo cero de Dallas (Texas) fue la más baja desde 1930.

Houston, con 10 grados centígrados bajo cero y San Antonio, con 11 bajo cero, tuvieron su amanecer más frío desde 1989.

EFE

Loading...