Escuelas privadas señalan que los protocolos de bioseguridad deberían de aplicarse de acuerdo al nivel educativo

Black and White

Luego del anuncio efectuado por el presidente de la república Nicolás Maduro Moros, el presidente de Andiep, Fausto Romero, afirmó que los protocolos de bioseguridad deberían aplicarse de acuerdo a la realidad en las cifras de contagios por covid-19 que presente cada estado y también adecuados a cada nivel educativo

Loading...

Lograr que el regreso a clases presenciales, ya sea de forma total o parcial, sea efectivo pasa porque se establezcan protocolos que generen condiciones de bioseguridad para prevenir contagios por covid-19 en los planteles. Así lo aseveró el presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Educativas Privadas (Andiep), Fausto Romero, ante los anuncios del gobernante Nicolás Maduro de que en marzo la educación volvería a ser impartida en las aulas.

Según  Romero se hace necesario que los protocolos los presente el cuerpo directivo de las instituciones y discutido con los maestros y trabajadores, y luego ser aprobado por los comités de salud de padres y representantes.

Afirmó que los protocolos deberían aplicarse de acuerdo a la realidad en las cifras de contagios de covid-19 de cada entidad y adecuados a los diferentes niveles educativos.

“Hay que diversificar, un protocolo no puede ser único desde preescolar hasta bachillerato. Debe ser escalonado, hay que ir probando paulatinamente”, explicó.

El presidente de Andiep, Fausto Romero, sostuvo que las escuelas, como mínimo, deben contar con agua constante, así como suficiente luz y ventilación. Además, se debe tener en cuenta a las personas de la tercera edad que hayan padecido alguna enfermedad previa, así como jóvenes estudiantes que padezcan alguna enfermedad o estén bajo sospecha de contagio.

Recalcó que en el regreso a clases anunciado por el gobierno de Maduro se debe entender que ni estudiantes ni trabajadores pueden ir a la institución si presentan malestar o resfriado.

Romero urgió que se tomen en cuenta las condiciones socioeconómicas de los trabajadores del sector antes de darle luz verde definitiva a la modalidad. En este sentido, aseveró que se debe garantizar un salario que cubra las necesidades básicas de los trabajadores, entre ellas acceso al transporte e insumos de bioseguridad.

“Aquí debemos que tener presentes la nueva realidad, pero no podemos permitirnos que un segundo año escolar se culmine en la distancia”, agregó.

El máximo representante de la Asociación Nacional de Instituciones Educativas Privadas destacó que la pandemia por el coronavirus no se acabará en 15 o 20 días, así lleguen a la nación las cuatro millones de dosis de vacunas que se requieren para atender la emergencia sanitaria.

“Debemos sentarnos todos para discutir estos temas, no solo el salarial que es esencial. Si seguimos llevando las cosas de esta manera la deserción irá en crecimiento”, sentenció el presidente de la Andiep.

Con «protocolos» pero sin insumos

En días pasado el presidente del Sindicato Venezolano de Maestros del Distrito Capital-FVM, Edgar Enrique Machado, se opuso a la decisión anunciada por Nicolás Maduro de retomar las actividades académicas en una modalidad «semipresencial» en marzo.

Las razones esgrimidas por el dirigente sindical para cuestionar esta medida incluyen la imposibilidad de aplicar medidas de higiene y bioseguridad, debido a la precariedad de las instituciones escolares del país; y los pésimos salarios que reciben los docentes.

Los argumentos de Machado son compartidos por trabajadores del gremio docente. En septiembre el mandatario Nicolás Maduro anunció el 15 de septiembre que las escuelas y liceos del país abrirían sus puertas a partir del 5 de octubre, durante las semanas de flexibilización de la cuarentena, para que los profesores tengan contacto con los representantes y alumnos

La fórmula consiste en dar asesorías a los estudiantes durante las semanas flexibilizadas, tomando en cuenta los protocolos de bioseguridad. Sin embargo, algunos profesores  que fueron consultados han afirmado que no fueron dotados de tapabocas, guantes o gel antibacterial para prevenir contagios por covid-19.

Loading...