Carguero ruso Progress MS-16 se acopla con éxito a la EEI

El carguero ruso Progress MS-16 se acopló hoy con éxito a la Estación Espacial Internacional (EEI), informó Roscosmos, la agencia espacial rusa, que transmitió en directo la maniobra.

Loading...
Carguero
Foto: Archivo

La nave, lanzada este lunes desde el cosmodrómo de Baikonur (Kazajistán) se enganchó al módulo Pirs del segmento ruso de la plataforma orbital a las 06.26 GMT, seis minutos después de lo previsto.

El retraso obedeció a que el acoplamiento no se efectuó de manera automática, sino en régimen telemático desde la EEI y supervisado desde el Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia.

El CCVE ordenó realizar el enganche en régimen telemático cuando el carguero se hallaba a unos 20 metros de la estación y se interrumpió la transmisión de imágenes desde el espacio.

La Progress transportó a la EEI una reserva de nitrógeno para completar la atmósfera de la estación y un conjunto de materiales para sellar la cámara de transición del módulo ruso Zvezdá, donde hace meses se detectó un pequeña fuga de aire.

Además, el carguero llevó más de 600 kilogramos de combustible y 420 kilogramos de agua, así como otros elementos imprescindibles para el funcionamiento de la estación.

En total, en sus bodegas se enviaron a la EEI más de 2,5 toneladas de carga, que incluye diversos equipos científicos, entre ellos un aparato llamado "Fotobiorreactor", para efectuar experimentos de obtención de oxígeno con la ayuda de algas y bacterias.

Los tripulantes de la EEI recibieron también el sistema de prueba "Biodegradación", que permitirá estudiar la composición de los microorganismos presentes en la atmósfera de la plataforma y estudiar su efecto en los materiales con los que ha sido construida.

Actualmente, la Estación Espacial Internacional cuenta con siete inquilinos: los rusos Serguéi Rizhikov (comandante) y Serguéi Kud-Sverchkov, los estadounidenses Kathleen Rubisn, Shannon Walker, Michael Hopkins y Victor Glover, y el japonés Soichi Noguchi.

La EEI, un proyecto de más de 150.000 millones de dólares (124.000 millones de euros), está integrada por 15 módulos permanentes y orbita la Tierra a una distancia de 400 kilómetros y una velocidad de más de 27.000 kilómetros por hora.

EFE

Loading...