Resumen de los efectos económicos del COVID-19 en el 2020

COVID-19 en el 2020

El Coronavirus ha sido una de las enfermedades con mayor índice de propagación, al alcanzar más de 109 millones de casos registrados en todo el mundo. Además, la pandemia de la COVID-19 se ha caracterizado por sus graves efectos en el sistema económico y financiero mundial.

Loading...

Al ser comparado con históricas pandemias como la gripe española, que generó la muerte de más de 100 millones de personas, la COVID-19 quizás no sea una de las enfermedades más letales de la historia. Sin embargo, en el último año, un importante porcentaje de la población mundial ha sufrido los importantes efectos económicos que ha traído consigo la crisis sanitaria.

La caída de los mercados, la paralización de múltiples actividades económicas, el cierre de fronteras y el despido de millones de trabajadores, han sido algunas de las principales consecuencias de la COVID-19. Sin duda, en la actualidad el Coronavirus ha generado una de las peores crisis económicas que se han visto en los últimos 50 años.

Principales efectos económicos de la COVID-19

A continuación se detallan algunos de los cambios económicos más importantes que han ocurrido a raíz de la aparición del Coronavirus a finales de 2019. Se mencionan una serie de índices económicos y financieros de gran relevancia, que han golpeado a los sectores empresariales, así como a grandes masas de trabajadores.

Caída de las bolsas de valores

Una de las principales consecuencias económicas del Coronavirus ha sido la gran caída e inestabilidad de los principales índices bursátiles de Asia y Estados Unidos. Bolsas como el FTSE, el Dow Jones Industrial Average y el Nikkei, experimentaron caídas hasta del 20% durante el primer semestre del 2020.

Asimismo, tras el anuncio a mediados de noviembre de la primera vacuna para combatir el Coronavirus, índices como el Nikkei, la bolsa de Shanghái y el Dow Jones han protagonizado una importante recuperación. Por otra parte, índices como el FTSE cerró el 2020 con una caída anual del 14%, y durante el primer trimestre del 2021, mantiene un índice del -11,6%.

El 2020 fue el año del desempleo

Entre las principales consecuencias económicas que se han generado a partir de la llegada de la COVID-19, destaca el masivo índice de desempleo en las economías mundiales. Según datos emitidos por el Fondo Monetario Internacional, Estados Unidos registró una tasa anual de desempleo del 8,9%.

Una cifra que supera ampliamente el índice de desempleo registrado durante el 2019 en este país. De igual manera, en países como Canadá, el índice de desempleo marcó un récord, al ubicarse en un 9,7% anual.

A pesar de las medidas de reactivación económica y flexibilización de las medidas de prevención de la COVID-19, el número de ofertas de trabajo ha crecido de forma considerablemente lenta. Los expertos económicos han advertido que pasarán años hasta que se recuperen totalmente los niveles de empleo registrados antes de la pandemia.

La peor recesión mundial en décadas

Como se ha destacado al inicio, el Coronavirus no solo ha sido una pandemia caracterizada por la terrible crisis sanitaria provocada en casi todos los países del mundo. Además, sus efectos sobre la economía han generado un panorama de recesión mundial inédito en los últimos 50 años.

Según los informes presentados por el Fondo Monetario Internacional, el Coronavirus generó durante el 2020 una contracción económica del 4,4%. Una caída que el FMI ha catalogado como la peor crisis desde la Gran Depresión de 1930.

Grandes potencias económicas como Estados Unidos experimentaron un crecimiento de su Producto Interior Bruto entre un -5 a un 0%. Por el contrario, China fue la única gran potencia que registró un crecimiento en el PIB, al alcanzar un 2,3%. Sin embargo, el Fondo Monetario ha proyectado para el 2021 un crecimiento en la economía global del 5,2%, con países como China y la India a la cabeza.

Crecimiento del comercio online

Uno de los pocos sectores que ha experimentado un gran crecimiento desde la llegada de la COVID-19 han sido las actividades de comercio electrónico. El comercio minorista online obtuvo unos ingresos de 3,9 billones de euros en el 2020.

Un crecimiento que se ha generado en detrimento de millones de negocios físicos que se han visto en la obligación de cerrar sus puertas. Sin duda, el Coronavirus está siendo una grave pandemia con implicaciones históricas por sus graves efectos económicos.  

Loading...