Países latinoamericanos con las mayores caídas económicas por COVID-19 en el 2020

económicas por COVID

El año 2020 pasará a la historia como uno de los periodos de mayor contracción económica global a raíz de la llegada del Coronavirus. Además de los complejos efectos económicos en países como Estados Unidos y España, Latinoamérica ha sido la región más afectada por la pandemia de la COVID-19.

Loading...

Según los informes presentados por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), la región ha sido protagonista de la peor caída en su PIB en los últimos 100 años. Entre las principales causas que han acentuado la crisis económica en los países latinoamericanos se encuentra la negativa gestión de la pandemia por los gobiernos de turno.

Según los analistas, los peores periodos de dictadura militar en Latinoamérica durante el siglo XX experimentaron mayores índices de crecimiento que las “democracias” en el 2020. Países como Venezuela, Perú y Argentina se ubican entre las naciones con las gestiones más deficientes de la crisis en términos económicos.

Países que sufrieron mayores caídas en el 2020

En esta ocasión, destacan las economías latinoamericanas que mayores índices de decrecimiento experimentaron durante el 2020, un periodo determinado por la llegada de la COVID-19, y las negativas políticas económicas y sanitarias implementadas por los países que se mencionan a continuación.

El PIB de Venezuela cae un 30%

El país latinoamericano que cerró al año 2020 con los peores índices económicos de toda la región ha sido Venezuela. Además de la compleja crisis política que ha llevado a un importante porcentaje de países a considerar el gobierno de Venezuela como una dictadura, el país experimenta la mayor crisis económica en toda su historia republicana.

Según las estimaciones realizadas por la CEPAL, el Producto Interior Bruto de Venezuela experimentó una caída del 30% en el año 2020, un importante descenso económico que no solo puede ser atribuido a la gestión de la pandemia por parte de las autoridades venezolanas.

Unido a ello, la CEPAL destaca que desde el año 2014 Venezuela experimenta una caída en el sector petrolero, la principal actividad económica de la nación. Una situación que se ha prolongado durante los últimos años y que se ha visto profundizada con la llegada de la COVID-19 y por las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos, ha detallado la CEPAL en uno de sus informes.

Caída del 12,9% en Perú

A diferencia de la economía venezolana, Perú es uno de los países de la región y del mundo más afectados por la llegada de la pandemia. Hasta el 2019, el país latinoamericano fue protagonista de un crecimiento continuo durante toda una década.

Un importante crecimiento que ha sido terriblemente interrumpido con una caída de su Producto Interior Bruto del 12,9%, según los datos emitidos por la CEPAL. El desplome de las materias primas en el mercado internacional, la paralización de las inversiones y la interrupción de las exportaciones, fueron algunos de los principales aspectos que determinaron la recesión de la economía peruana.

Panamá cae un 11%

Tercero en la lista de las economías latinoamericanas más afectadas durante el 2020 se encuentra Panamá. Según el informe presentado por la  Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Panamá registró una caída del 11% en su PIB.

Un importante retroceso en comparación con el periodo desde el 2010 al 2019, en el que Panamá experimentó un crecimiento constante del 6,2% de promedio. Sin embargo, la paralización de las actividades comerciales en los mercados mundiales afectó considerablemente los ingresos por exportaciones de la Zona Libre de Colón. Asimismo, actividades como el turismo y el sector de los servicios financieros, experimentaron fuertes caídas en sus ingresos, influyendo en la economía panameña.

Caída de Argentina en un 10,5%

En Argentina ocurre una situación similar al caso venezolano: la economía argentina acumula tres años consecutivos de contracción en su PIB. El Coronavirus tan solo ha venido a profundizar y acentuar las deficiencias económicas de las diferentes naciones, originadas desde antes de la pandemia.

El informe de la CEPAL ha señalado que la COVID-19 influyó negativamente en los índices de consumo privado, en las inversiones y en el sector de las exportaciones. Asimismo, los desequilibrios fiscales y económicos, se han visto más perjudicados con la crisis sanitaria.

Sin duda, Latinoamérica ha sido la región emergente que mayores tasas de decrecimiento económico ha registrado durante el año 2020. La pandemia de la COVID-19 se ha encargado de profundizar las debilidades particulares de cada nación, acelerando la caída del PIB y el empobrecimiento.

Loading...