Entre regalos y chapuzón pasó el Día del Amor y la Amistad

Con paseos por las plazas, salidas para comer helado y disfrutando el soleado día con un chapuzón en las frías aguas del río Polvorín, los habitantes del pueblo de Turmero pasaron un día de San Valentín tranquilo y sin nervios.

Loading...
Un bañito de río en nombre del amor y la amistad

En este sentido, la plaza de esta población tradicional población se convirtió en el epicentro de los tórtolos, quienes caminaron por la zona disfrutando de la jornada, y muchos llevaban en sus manos los obsequios que refuerzan el amor.

Los detalles abundaron el día de ayer

Tal es el caso de Anyalí Contreras, quien en compañía de su novio, comentó: "La estamos pasando de maravilla, tenemos un año de novios, estamos paseando por la plaza y buscando mi regalo. A mi novio yo le hice una caja con bastantes detalles, dulces, y el me dio muchos maquillajes. De verdad no salimos por la cuestión de la pandemia, mejor nos cuidamos y nos quedamos en nuestras casas".


Los niños lucieron sus disfraces

Por su lado, José Díaz, junto a su prometida, resaltó: "Bueno aquí tranquilos en la plaza, degustando una rica chicha y compartiendo con mi prometida, que hace poco le propuse matrimonio. Nos conocimos en la universidad y desde allí me flechó hace un año, le regalé un anillo de compromiso, un ramo de flores y otros detalles".

Pero no solo se encontraban parejas en la plaza, ya que las familias igualmente salieron a disfrutar de esta "flexibilización" de Carnaval. Este fue el caso de Mercedes Pérez, quien estaba compartiendo con su hija. "Tenemos nuestras parejas pero están trabajando, decidimos salir y compartir nosotras, este es un día más, porque el amor se demuestra todos los días del año, eso es algo que existe para toda la vida, sin límites", dijo Pérez.


Los organismos de seguridad desplegados en la jornada

POCAS VENTAS DE ARREGLOS

Entre tanto, los comerciantes aprovecharon el momento para colocar en sus exhibiciones arreglos románticos, para captar especialmente a aquellos clientes a los que se les hizo un poco tarde comprar un detalle para su "media naranja".

Sin embargo, los comerciantes indicaron que las ventas estaban bajas, en comparación con años anteriores.

Al respecto, Mabel Pérez detalló: "La venta como tal estuvo muy bajas, las cosas están muy costosas como para regalar, pero trabajamos como se puede, haciendo algunas cositas económicas para la gente, pero siempre hay personas que llevan su presente".

Igualmente Yelitza Rojas, quien comentó: "En vista de que hay bastante gente circulando por la plaza decidimos salir a vender a esas personas que siempre esperan el último día para obsequiar algo. A pesar de la crisis se puede decir que las ventas están regulares".

También opinó sobre el tema Miguelina Sianty, quien dijo: "De verdad que las cosas se han puesto bastante dura, uno abre para mantener el negocio con vida pero las ventas han disminuido una barbaridad".

UN CHAPUZÓN EN EL RÍO

Mientras tanto en el río, quienes decidieron por un chapuzón para celebrar el día, se encontraban hasta preparando sancochos, especialmente en el tradicional balneario del río Polvorín.

Algunos turistas provenientes de Maracay hicieron sus sopas a orilla de las frías aguas, disfrutando del día, no solo del amor sino de la amistad y la unión familiar, a esto se sumó el comienzo de los Carnavales de la pandemia.

Tal es el caso de la familia Solano, cuyo líder señaló: "Bueno, teniendo las opciones de poder disfrutar del río para qué vamos a salir. Hay que cuidarse del coronavirus, más que todo por los niños. Nos quedamos por las circunstancia del tema de la gasolina, economía, en fin, no obstante disfrutando acá de una buena sopa".

Es importante destacar que en la zona se encontraban desplegados funcionarios de Protección Civil de Mariño, así como grupos de rescate y voluntarios, que se encargarán de la atención en caso de eventualidades en la zona.

JOSE CARPIO G | elsiglo
foto | JOEL ZAPATA

Loading...