“Mano amiga elsiglo” es responsabilidad social y espiritual

Ayudar y prestar atención a sectores vulnerables, es más que una estrategia de responsabilidad social corporativa en el caso del Grupo de Empresas Capriles. Esa inclinación a la solidaridad es tema familiar de su CEO, Tulio Capriles Mendoza, quien hoy nos ofrece un repaso de lo que ha sido “Mano Amiga elsiglo”.

Loading...

El empresario venezolano acepta por primera vez resumir públicamente un concepto de acción social de múltiples facetas, que existe desde mucho antes de recibir un nombre y que se inspira en la vocación de su padre, Tulio Capriles Hernández.

El Grupo de Empresas Capriles abarca el Diario elsiglo (con 47 años de vigencia), Miami News 24, Madrid News 24 y Costa Rica News 24, pero también se ha relacionado con la Liga Profesional de Baloncesto de Venezuela a través de la Organización Toros de Aragua. Justamente a partir de ámbitos deportivos se le dio luz a un proyecto de responsabilidad social.

-Ya nos habíamos dedicado a ayudar a través de la Fundación Toros de Aragua, pero en ese caso nos orientábamos hacia el deporte, educación y para alejar de las drogas a los jóvenes. Cuando me encargo del Diario elsiglo, asumí también una responsabilidad. Había que canalizar la fuerza no sólo para informar, proyectar talentos o gestiones, elsiglo se convirtió en una institución, que a través de secciones como La Voz del Pueblo, servía para denunciar situaciones o hacer reclamos a dirigentes, que ante la presión mediática tenían que solucionar. Entonces Johnny Ozalh y yo llegamos a la conclusión que teníamos que invertir esa fortaleza en aliviar las crisis de quienes necesitaban una silla de ruedas o dar apoyo a familias en extrema pobreza, en exponer situaciones y en ocasiones se hacían aportes – recapitula Tulio Capriles Mendoza, quien remarca que su esposa Dessideria D’ Caro ha sido parte de ese actuar en cuanto a donaciones, entrega de juguetes y alegría.

SOLIDARIDAD QUE COMENZÓ EN CASA

De acuerdo al propulsor de “Mano Amiga elsiglo”, las raíces del proyecto germinaron en “casa”, cada vez que se prestaba atención a hospitalizaciones, tratamientos médicos y otras urgencias de sus trabajadores, lo que era un hábito de su padre. Sobre este tema, una anécdota viene a la mente de Tulio Capriles Mendoza y así nos la relata:

- Precisamente esto es un legado de mi papá, quien ayudó a mucha gente. Recuerdo que yo tenía como 12 años y llegué a Maveca, una de sus empresas, y vi a un vigilante que tenía un dolor muy fuerte en el abdomen, tenía fiebre y yo le dije al chofer que llevara al señor al Centro Médico Maracay, del que mi mamá es accionista y fue construido por papá. Llegué con el trabajador y les dije que lo tenían que curar, les comenté quien era mi papá. El señor tenía una apendicitis. Tal vez se hubiera muerto si no era atendido. Después estaba asustado porque pensaba que había cometido un error. Mi papá, al enterarse, me dijo: “Para eso es el dinero, una vida no tiene precio. Lo hiciste bien, te felicito”. Me quedó esa lección de que no puedo dejar que alguien muera sin ayuda.

¿Por qué hacer público ahora un tema que es de muy vieja data para el Grupo de Empresas Capriles?

- Porque somos muchos quienes ayudamos a la gente y no lo hacemos público, porque la idea no es vanagloriarse de lo que es un deber, mantenemos las empresas casi de nuestros ahorros, pero somos atacados. También hay muchos prejuicios hacia nosotros. Nuestras empresas y especialmente elsiglo ha sido un medio multiplicador para lograr la ayuda en Venezuela. No debe existir un diario que haya dedicado tanto centimetraje a La Voz del Pueblo, que era donde personas, comunidades, necesitados, venían a exponer sus problemas. Han sido muchas las maneras de dar una Mano Amiga desde elsiglo…Y al aumentar los problemas en Venezuela, trabajamos con Fundaciones bien acreditadas que trabajan por la infancia. Ese es el caso de Ricardo Martins (@ricardo.martins58), cuya meta es lograr un comedor para niños de bajos recursos en Venezuela. Es el momento de informar a la gente lo que no sabe y de dar buenas noticias - continúa Tulio Capriles Mendoza, quien como padre, manifiesta gran sensibilidad por un sector especialmente frágil de nuestra sociedad.

¿El énfasis ahora es aliviar problemas de la infancia?

- Los niños no tienen culpa de nada, son indefensos, son los seres humanos más puros. Uno como empresario tiene la responsabilidad de retornar lo que uno gana por el mandato de Dios. Soy católico y estoy convencido de que hay que hacer el bien sin protagonismo, que las cosas pasen y funcionen.

DE RESPONSABILIDAD EMPRESARIAL A ACTO DE FE

¿No le parece complicado ayudar, cuando hay tantos los líderes políticos que no asumen esa responsabilidad con las personas que los elevaron a puestos de poder?

- Ayudar a la gente si puede ser complicado cuando hay tantas necesidades que satisfacer. Las prioridades son salud y comida y duele encontrarse con trabajadores que te dicen que están comiendo una vez al día. Ante ese panorama, así implantes y aumentas bonos, nunca alcanzan. Mi papá tenía un margen de utilidad de sus empresas, eso hacía el tema más sencillo. Yo lo considero un beneficio espiritual, me siento bien. Por ejemplo, inventé las Capri Ayudas, que son bolsas de alimentos para los trabajadores. Comencé con los vigilantes y ha resultado. Han sido muy bien recibidas … Me siento feliz que existan 70 o 100 familias que puedan comer algo.

¿Hay planes de romper fronteras con Mano Amiga elsiglo?

- Si se ha pensado y también queremos buscar algo grande, pero hay problemas para hacer entrar a Venezuela cualquier tipo de ayuda – comentó Tulio Capriles Mendoza, sin dejar de lado sus planes para hacer del 2021, el año de la solidaridad.

- Queremos profundizar Mano Amiga elsiglo. Unificarla, involucrando nuestras otras plataformas: Miami News 24, Madrid News 24 y Costa Rica News 24. El Grupo de Empresas Capriles invirtió en la compañía Freedom que tiene una plataforma para contribuciones. Es como una red social con perfiles elaborados y a través de los cuales puedes recibir ayuda y esperamos esté en funcionamiento los primeros meses del 2021.

¿A la luz del Covid-19, cómo ve el tema de dar manos amigas o de la responsabilidad social empresarial?

- El Covid es un “reality check” para todo el mundo. Nos colocó frente a muchas verdades, que de diferentes maneras se habían asomado en tiempos de Guerra, de la Gripe Española, la Depresión, la Crisis de los Misiles, la Caída de la Bolsa… Pero en esta pandemia aprendimos a valorar el tiempo en familia, entendimos que no era cierto aquello de que no teníamos lugar para los afectos sino para trabajar. Y después va a haber mucha gente sin empleo y con más necesidades, así que dar ayuda ya no va a ser un pretexto para hacerse publicidad o esquivar impuestos. Será el momento de entender totalmente que la energía del universo cambia cuando comienzas a dar. En este momento de mi vida, veo en cada necesitado extremo a Dios que te está haciendo un llamado.

ALBERTO MARTÍNEZ | elsiglo

Loading...