Sujetos abatidos en Tamborito llevaban secuestrado a taxista

Uno de los tres abatidos en un enfrentamiento con funcionarios del Cuerpo de Seguridad y Orden Público del estado Aragua, respondía al nombre de Johander Josué Seijas Villegas, de 18 años de edad, conocido con el alias de "El Nenuco", presunto integrante de la banda de "El Virolo" de Cagua.

Loading...
"El Guajiro", muerto en un enfrentamiento

Asimismo se informó que la agrupación delictiva se conoce con el apodo de "Los Tamboritos de Cagua", y los otros dos fallecidos en ese hecho, quedaron identificados con los apodos de "El Guajiro" y "El Erick".

La negociación de los delincuentes es en dólares

Según fuentes vinculadas con las investigaciones, los tres delincuentes, junto a otros hampones, llevaban secuestrado a un ciudadano, aparentemente de oficio taxista. Se investiga donde ocurrió el plagio.

Los individuos pretendían cobrar una fuerte suma de dinero en divisas por la entrega del vehículo.

Una vez que la Policía de Aragua recibió la notificación de una situación irregular, comisiones de ese cuerpo de seguridad se trasladaron a la zona y luego de labores de inteligencia se ubicó el paradero de los presuntos delincuentes.

Al verse sorprendidos, los malvivientes, quienes recibieron la voz de alto en el momento que huían del cerco policial, hicieron uso del armamento, registrándose posteriormente un enfrentamiento en la carretera nacional, con el saldo de tres caídos.

Los otros maleantes huyeron del sitio, lográndose el rescate de la persona, quien se mostraba sumamente nervioso. En el sitio del suceso se recuperaron tres armas de fuego y otras evidencias de interés investigativo. El hecho ocurrió específicamente en el sector Casupito, en la carretera nacional, a eso de la 1:00 de la tarde del lunes pasado.

LA TRAMPA DE LA MUERTE

Por otro lado, se informó que el grupo delictivo capta a sus víctimas a través de la página Markeplel en Facebook, ofreciendo la venta y compra ficticia de vehículos en divisas, así como viviendas y otros inmuebles.

Una vez que cuadran el negocio, la persona interesada era citada a un sitio en Tamborito y después cambiaban de señas, alegando problemas de última hora.

Luego el comprador se llega al otro sitio, donde lo espera el supuesto vendedor y es allí que se procede al secuestro, así como también despojarlo del vehículo y las divisas, así como también exigiendo dinero a la familia por su rescate.

ALERTA

Las autoridades policiales de la región alertaron a la población en general para que no se conviertan en víctimas en el transcurrir del tiempo, cayendo en la trampa de falsos vendedores a través de las redes sociales.

Muchas personas aprovechan las supuestas ofertas, pero lamentablemente caen en "las manos de la muerte". No permitan establecer negociaciones con personas que no conozcan o si están muy interesados en la compra venta que la negociación se realice en un comando policial o en su defecto en las instalaciones de la Guardia Nacional Bolivariana. El llamado es con usted amigo lector.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...