Luxemburgo rechazó ser un paraíso fiscal

Luxemburgo rechazó este lunes las acusaciones sobre supuestas deficiencias en su legislación contra el blanqueo de capitales reveladas en una investigación conjunta del diario "Le Monde" y otros medios internacionales y subrayó que respeta la normativa tanto europea como internacional.

Loading...
Luxemburgo
Foto: Archivo

"Luxemburgo rechaza las afirmaciones realizadas en estos artículos, así como la descripción totalmente injustificada del país y su economía", señala en un comunicado el Gobierno de Luxemburgo.

Según la primera parte de una investigación que publica este lunes ese grupo de medios, Luxemburgo sirve de paraíso fiscal a unas 55.000 sociedades fantasmas creadas por multinacionales y millonarios, pero también por grupos mafiosos.

El Ejecutivo luxemburgués dijo que "toma nota" de los artículos aparecidos este lunes en los que "los autores también hacen varias afirmaciones sin fundamento sobre la economía y el centro financiero de Luxemburgo".

"Luxemburgo está totalmente en línea y cumple con todas las regulaciones y estándares de transparencia de la UE e internacionales, y aplica, sin excepción, el arsenal completo de medidas de la UE e internacionales para intercambiar información en asuntos fiscales y combatir el abuso y la elusión fiscales", dice el comunicado.

Apunta además que ni la Unión Europea (UE) ni la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) "han identificado ningún régimen o práctica fiscal perjudicial en Luxemburgo".

Asimismo, subraya que este Estado "no ofrece un régimen fiscal favorable a las empresas multinacionales ni a las empresas digitales, que deben regirse por las mismas normas y legislación que cualquier otra empresa" del país.

Recuerda asimismo que Luxemburgo "es un país estable con calificación triple A" y que "alberga uno de los principales centros financieros internacionales de Europa".

Leer más: Claves económicas que marcarán la semana en Latinoamérica

"Las empresas multinacionales de todo el mundo aprovechan la experiencia del sector financiero del país para centralizar sus actividades financieras transfronterizas", añade.

En ese contexto, el Gobierno luxemburgués subraya que el Estado "evalúa y actualiza continuamente su arquitectura de supervisión y las medidas para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo" y aplica todas las regulaciones de la UE e internacionales, así como el GAFI (Acción Financiera Recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre Blanqueo de Capitales).

Subraya también que el personal a cargo de la lucha contra el blanqueo de capitales en el país "aumenta constantemente, habiendo crecido un 46 % solo en los últimos tres años".

Luxemburgo fue uno de los primeros países de Europa en establecer un registro de beneficiarios finales (UBO) público y "es uno de los únicos países de la Unión Europea que ha optado por un registro completamente abierto y transparente, accesible, "online" y gratuito, sin ninguna restricción al público", añade el comunicado.

Entre los nombres que adelanta este lunes Le Monde, que publicará la investigación "OpenLux" por capítulos a lo largo de la semana, aparecen deportistas como Tiger Woods, artistas como la cantante Shakira, Angelina Jolie y Brad Pitt, la familia Hermès, el príncipe heredero de Arabia Saudí y tres cuartas partes de las empresas del CAC-40, el índice de referencia de la Bolsa de París.

EFE

Loading...