Estos carnavales del 2021 no serán iguales a los anteriores

El carnaval es una celebración de tres días que se realiza en los países de tradición cristiana, justo antes de iniciar la Cuaresma. Las fechas para festejarlo son variables entre febrero y marzo, dependiendo del calendario litúrgico.

Loading...
José Isidoro Mejías

Esta festividad se caracteriza por el uso de disfraces, máscaras coloridas, bailes, desfiles y comparsas, pero el compartir familiar es el motivo principal de celebrar estos días.

Sin embargo, desde hace meses el país se ha visto envuelto en una pandemia, producto de un virus que está azotando la salud de muchas personas en el mundo.

Ante esto, los transeúntes de la ciudad de Maracay manifestaron que tristemente el confinamiento por el Covid-19 es un factor desfavorecedor para que estos carnavales sean iguales a los anteriores.

Los ciudadanos aseguraron que además de la pandemia existen otros aspectos que desmotivan a muchas familias a celebrar estos días carnavalescos, como lo es la crisis económica, el desabastecimiento de combustible y la falta de transporte.

El señor Jesús García aseguró que estos carnavales no serán igual a los anteriores, pese a que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunciara que serán de flexibilización amplia.

"No sólo es el Covid-19, sino también la crisis económica que todos los venezolanos actualmente estamos viviendo, porque ya no podemos gastar en lujos y placeres, todo se nos va en comida, es por eso que estas fechas con esta economía y ahora la pandemia no serán iguales", expresó García.

EL CARNAVAL ES UNA TRADICIÓN QUE SE ESTÁ PERDIENDO

Celebrar el Carnaval se ha tornado una tradición para los venezolanos, pero según los encuestados esta y muchas otras costumbres se han visto opacadas por la actual situación del país.

Al respecto. José Rodríguez aseguró que muchas costumbres se están perdiendo por las dificultades que se están viviendo, principalmente en el aspecto económico y en la salud.

"Jugar con agua en carnavales es prácticamente ley, al igual que disfrazar a los más pequeños de la casa, pero tristemente ya no se puede jugar con agua porque no hay, comprar un disfraz es despilfarrar un dinero que puedes gastar en alimentos, por esta y otras razones los carnavales no volverán a ser como los de antes", indicó Rodríguez.

Por su parte, el señor Víctor Zambrano sostuvo que el confinamiento al que Venezuela ha estado sometida ha generado desmotivación en muchos ciudadanos.

"Ya nos hemos acostumbrado a esta pandemia, que ya todo lo que hacemos es monótono, y no creo que con la llegada de los carnavales algo cambie, porque a pesar de que será en flexibilización, muchos no podrán viajar, compartir con sus familias, ni siquiera jugar con agua que es vital cuando estamos en esa fecha", dijo Zambrano.

VIAJAR NO SERÁ UNA OPCIÓN

Para cualquier festejo como las navidades, la Semana Santa o Carnaval, siempre ha sido una costumbre para los ciudadanos viajar a otros lugares con el propósito de tomar vacaciones o simplemente reunirse con la familia.

En el caso de los carnavales los viajes fluyen mucho más, ya que generalmente las familias escogen las playas para pasar buenos momentos en familia, pero no sólo las restricciones por la pandemia son un aspecto negativo, sino también la falta de combustible.

Algunos maracayeros alegaron que viajar a otros lugares como se acostumbra en tiempos de celebraciones ya no es una opción, debido a varios factores.

José Isidoro Mejías explicó, "las condiciones no están dadas para celebrar unos verdaderos carnavales, el problema de la economía, el transporte fundamentalmente y la escasez de combustible es casi imposible moverse para cuestiones de placer".

Mejías aseguró que las personas que en la actualidad viajan son por razones estrictamente necesarias, además de la devaluación del salario, ya que es casi imposible comprar algo para celebrar el Carnaval.

"Estos carnavales serán muy atípicos en comparación a los años anteriores, además de que con la pandemia la gente debería quedarse en sus hogares. El problema principal del viaje es el transporte porque el combustible es muy costoso", indicó Mejías.

Ante esta situación, muchos ciudadanos aseguraron que en el caso de que se logre festejar, tendría que ser reinventándose haciendo piscinadas en sus hogares, sacando a los niños a cualquier parque cercano siempre que se respeten las medidas de bioseguridad establecidas para evitar la propagación del Coronavirus.

JENNILET DÍAZ | elsiglo

Loading...