Venta de disfraces y artículos playeros se mantienen bajas

Una de las temporadas que generan alegría, emoción y diversión son las fiestas de carnavales, donde millones de tradiciones afloran llevando distracción y compartir a las familias.

Loading...
Los disfraces de princesas nunca pasan de moda

No obstante, uno de los seres más involucrados en estas fiestas son los pequeños de la casa, ya que una de sus mayores ilusiones es el de disfrazarse, acción que les desarrolla la imaginación, adquieren personalidades y simpatizan más con las personas a su alrededor. Además, de cumplirle su sueño de ser por tres días su superhéroe favorito.

Ante esto, la época carnavalesca es la más indicada para disfrazar a los niños, pero la difícil situación económica está afectando en muchos aspectos a las familias venezolanas.

Y es que el poder adquisitivo de los maracayeros cada día se deteriora más, llevando a muchos a abstenerse de gastar en otras cosas que no sean alimentos de primera necesidad.

El alto costo de los productos también afectó el de los disfraces, razón por la que según los comerciantes, no ha generado muchas ventas a sus negocios, teniendo en cuenta que ya se aproximan las celebraciones de carnaval.
Carolina Mata, administradora de una tienda de ropa y disfraces para niños en un centro comercial de la ciudad de Maracay, manifestó que este año la venta de disfraces no ha sido muy buena.

"Como no tenemos colegios y escuelas trabajando por la pandemia que son el principal motor y creador de distintas actividades para compartir y desfilar, no ha bajado la comercialización, además de que muchos padres han decidido buscar otras opciones para el disfrute de los niños en esta época", afirmó Mata.

Sin embargo, la administradora y comerciante agregó que hay muchos padres que han decidido continuar con la tradición de disfrazar a sus pequeños.

"A los niños les genera alegría poder ponerse un disfraz de su dibujo animado favorito, tratamos de que los precios sean accesibles a nuestros clientes, ya que no todos tienen el mismo poder adquisitivo, pero siempre tiene salida lo que es la demanda del disfraz, aunque hasta ahora se ha mantenido baja", expresó Mata.

Según los comerciantes, los disfraces que generalmente se llevan los más pequeños de la casa son los de superhéroes como Spiderman, Batman y Capitán América, en el caso de las niñas las superheroina como Súper Chica, La Batichica y la Mujer Maravilla.

Por otro lado, Georgina Tang, vendedora, aseguró que hasta el momento las ventas se han mantenido bajas por la situación de pandemia que atraviesa el país.

"Pese a que no se ha vendido casi, si hay clientes que vienen con sus niños todos emocionados por adquirir sus disfraces favoritos y pues aún hay padres que hacen el esfuerzo y le compran a sus niños", dijo Georgina.

Por otro lado, Deisirée Ramírez, vendedora de disfraces y objetos playeros, comentó que ha creado estrategias de venta para llamar la atención de la clientela.

"Varios de nuestros vendedores usan artículos de carnaval y disfraces para llamar la atención de los compradores y niños, para tratar de crear emoción en las familias para que disfracen a los pequeños", indicó Ramírez.

Según Ramírez, los disfraces más económicos están a partir de 15 dólares los de meses, mientras que los más costosos no pasan los 25 dólares.

El señor Juan Perdomo alegó que como cliente y padre, siempre hace el esfuerzo por tratar de brindarles a sus hijos la tradición de disfrazarse.

"Hoy en día se hace el sacrificio de adquirir los disfraces para que no se pierda esa tradición y esa ilusión en nuestros hijos. Yo tengo dos hijos y ya tienen sus disfraces para los carnavales, uno de superhéroe y la otra de Moana", explicó Perdomo.

ARTÍCULOS PLAYEROS

Además de los disfraces, otro artículo muy buscado en estas fechas son los playeros, ya que muchos se inclinan por ir a la playa, y más aun luego de que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó los días de carnavales de flexibilización amplia.

Ante eso, Deisirée Ramírez comentó que los salvavidas y otros artículos destinados a la diversión playera no han tenido mucha demanda aún en los compradores.

"Los disfraces no lo compran casi, y los artículos para la playa menos, sólo esperamos pacientemente que la semana siguiente nuestras ventas repunten".

Los comerciantes esperan que estos días próximos a carnavales las ventas de esos productos como los disfraces y los artículos playeros repunten.

JENNILET DÍAZ | elsiglo

Loading...