YouTube cierra canales de un bloguero bolsonarista investigado en el Supremo

YouTube cerró dos canales de un popular bloguero defensor del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y que afronta una investigación en la Corte Suprema por la diseminación de noticias falsas y la organización de protestas "antidemocráticas".

Loading...
Foto: Archivo


"Todos los contenidos en YouTube necesitan seguir nuestras directrices de comunidad", indicó la plataforma de vídeos en un comunicado divulgado en la noche del miércoles.

Asimismo la red social suprimió los canales "Terca Libre TV" y "Terca Libre Live", creados por Allan dos Santos, un activista de ultraderecha que ha servido de altavoz del bolsonarismo más radical y que empezó a ganar notoriedad desde la campaña para las elecciones presidenciales de 2018, que llevaron al poder a Bolsonaro.

YouTube subrayó en la nota que también "se reserva el derecho de restringir la creación de contenido de acuerdo con sus propios criterios".

"En caso de que una cuenta haya sido restringida en la plataforma o imposibilitada de usar alguno de nuestros recursos, el creador", en este caso Allan dos Santos, "no podrá usar otro canal para sortear esas penalidades", indicó.

"Esa regla se aplicará a todo el período en que la restricción esté activa. La violación de la misma la consideramos un incumplimiento de nuestros Términos de Servicio, lo que puede llevar al cierre de la cuenta", añadió.

En este mismo orden de idea, el bloguero es, junto a otros aliados de Bolsonaro, entre ellos empresarios y políticos, uno de los investigados por la supuesta organización de manifestaciones tildadas de "antidemocráticas" por la Fiscalía y la Policía Federal.

En esos actos, a los que asistió en alguna ocasión el propio Bolsonaro el año pasado, se promovía el "cierre" del Parlamento y la Corte Suprema, y una "intervención" militar con el líder ultraderechista en el poder.

Las autoridades brasileñas, con la venia del Supremo, iniciaron en la época una investigación para descubrir quién está detrás de la organización y la financiación de esas protestas ultras.

Desde entonces, la Policía Federal ha llevado a cabo diligencias, como el registro de domicilios de allegados del gobernante y el arresto temporal de algunos activistas radicales de ultraderecha, a fin de recabar pruebas para concluir la investigación.

Bolsonaro, capitán de la reserva del Ejército y un nostálgico de la dictadura militar que imperó en Brasil entre 1964 y 1985, criticó esas operaciones policiales contra sus seguidores, a los que defendió al encuadrar sus actos dentro del libre ejercicio de la libertad de expresión.

Allan dos Santos también tuvo su cuenta de Twitter suspendida, aunque creó otra que sigue utilizando hasta hoy. Tras el inicio de la presunta  investigaciones, el bloguero anunció, en una transmisión en directo vía redes sociales, que abandonaba Brasil para mudarse a Estados Unidos.


EFE

Loading...