Por homicidio intencional privaron de libertad al gandolero

Por los delitos de homicidio intencional a título de dolo eventual, en perjuicio de Jonnella Vanessa Oliveros (18 meses) y Johnnel Oliveros González (38) y homicidio intencional a título de dolo eventual en grado de frustración contra la ciudadana Martha Vanessa García Fernández, de 24 años de edad, quien se debate entre la vida y la muerte en el Hospital Central de Maracay, privaron de libertad al conductor de la gandola que causó la tragedia el lunes pasado a las 12:45 minutos de la tarde en la avenida José Casanova Godoy cruce con la Av. Fuerzas Aéreas, en la ciudad de Maracay del municipio Girardot.

Loading...
PRIVARON DE
El pesado vehículo quedó retenido a las órdenes del Ministerio Público

José Amador Ruiz Ibarra, de 26 años de edad, quien conducía para el momento de la tragedia un Mack, modelo 1972, de color verde, dos tonos, año 72, placas A10AJ6L, será recluido en un calabozo de la autoridad policial, mientras se canaliza su traslado al Centro Penitenciario del estado Aragua, en Tocorón del municipio Zamora.

Se dijo que la audiencia de presentación se ventiló ante el Juzgado 10mo de Control del Circuito Judicial del estado Aragua, en donde estuvieron presentes el fiscal 28º del Ministerio Público y las partes interesadas. La misma terminó después de las 7:00 de la noche del miércoles luego de la exposición de motivos y actos conclusivos.

Se trató de una audiencia privada, debido a las medidas de bioseguridad que se vienen aplicando para mantener aplanada la curva de la pandemia que afecta al mundo terráqueo.


Fuentes de todo crédito comentaron que el joven fue trasladado desde tempranas horas de la mañana del miércoles al Palacio de Justicia para la imputación de los delitos, pero debido a la aglomeración de motorizados frente a esa dependencia y además se llevaron a cabo los actos funerales de la niña y su progenitor en el Cementerio Metropolitano en Maracay, se retrasó el proceso.

Por tal motivo, la audiencia comenzó tarde y finalizó después de las 7:00 de la noche. Al parecer, el gandolero, con la moral por el suelo, se declaró inocente de los hechos, y ahora el siguiente paso es la audiencia preliminar que se realizará en un lapso de 30 a 45 días, según lo contempla el Código Orgánico Procesal Penal.


Durante ese tiempo el fiscal de la causa promoverá los elementos y pruebas del presunto delito incurrido por el conductor en el accidente en la avenida Casanova Godoy, donde murieron padre e hija, y de haber causado lesiones graves contra la joven Martha Vanessa.

La investigación que está bajo la responsabilidad de la Dirección de Tránsito Terrestre, se desarrolla en su fase inicial, la cual consiste en la entrevista de testigos, colectas de videos y otros elementos.

PIDIÓ PERDÓN

Por otro lado, se tuvo conocimiento que José Amador Ruiz Ibarra rindió declaración informativa, señalando que en el canal por donde se desplazaba, se consiguió con un carro accidentado y se vio obligado a cambiar de canal, ocasionándose la tragedia.

Asimismo habría manifestado que no quiso matar a nadie ni mucho menos viajaba a exceso de velocidad.

Durante la audiencia de presentación, el gandolero habría manifestado lo siguiente: "Ante el honorable juez, pido perdón".

También expresó: "Si yo habría sido familiar de las víctimas, mi actitud sería igual que la de los parientes. Los entiendo perfectamente y por eso pido perdón. No los quise matar".

FUE INTERVENIDA QUIRÚRGICAMENTE

Asimismo se dijo a través de sus allegados, Martha Vanessa García se mantiene en trance. No hay mejoría o mejor dicho, no evoluciona como lo esperan los facultativos de guardia luego de la cirugía practicada en la madrugada del miércoles en el HCM.

Incluso, la paciente se mantiene inquieta y en aras de evitar una caída en su recámara, los médicos ordenaron amarrarla por seguridad. Los parientes esperan por el milagro de Dios.

Se comentó que los cirujanos le practicaron a la muchacha una segunda operación, la cual se realizó a eso de las 4:00 de la tarde del miércoles para extraerle coágulos de sangre en el pulmón que le impedían respirar bien.

La situación no es nada fácil. Por lo tanto, familiares, amigos y vecinos del barrio Independencia en la ciudad de Maracay, donde ella vive, se mantienen orando por la pronta recuperación de la muchacha.

Como es del conocimiento público, Johnnel Oliveros se trasladó en una motocicleta hasta el Centro Comercial Hyper Jumbo para comprarle algunas cosas para su hija y en ese momento se registró el percance vial, donde se vio implicado un vehículo de carga pesada.

Se dijo que en el sitio de la tragedia murió la bebé y su progenitor en el Hospital Central de Maracay, mientras que Martha García lucha por su pronta recuperación.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...