Venezuela rechaza postura de CARICOM sobre detención barcos pesqueros

A través de su cuenta oficial en Twitter, el canciller de la República, Jorge Arreaza, expresó su rechazo al comunicado emitido por la Comunidad del Caribe (CARICOM),  considerando que este cuerpo diplomático le hace “eco de la campaña de manipulación de los hechos dirigida por la República Cooperativa de Guyana”, sobre la detención de dos barcos pesqueros en las aguas de la zona en reclamación entre Venezuela y Guyana.

Loading...
Foto: Referencial

"Venezuela rechaza y toma nota con preocupación de las acusaciones reflejadas el día de ayer, 27 de enero, por la CARICOM, al hacerse eco de la campaña de manipulación dirigida por Guyana en relación con la detención de dos barcos pesqueros guyaneses", escribió en tuit el canciller Arreaza.

A continuación comunicado íntegro de la República Bolivariana de Venezuela:

La República Bolivariana de Venezuela toma debida nota con preocupación de las acusaciones infundadas reflejadas en la declaración emitida el día de ayer, 27 de enero de 2021, por la Comunidad del Caribe (CARICOM), al hacerse eco de la campaña de manipulación de los hechos dirigida por la República Cooperativa de Guyana, con relación a la operación de custodia por parte de la Armada Nacional Bolivariana sobre la detención de dos barcos pesqueros guyaneses que ejercían pesca ilegal en aguas jurisdiccionales de Venezuela.

La República Bolivariana de Venezuela es un país de vocación pacífica, que ha mostrado de forma amplia su solidaridad con todos los países de la región, promoviendo siempre relaciones de buena vecindad, respeto y cooperación. Venezuela ha demostrado solidaridad incondicional en momentos en los que sus vecinos del Caribe han atravesado situaciones de dificultad. Jamás ha promovido operaciones o ejercicios militares con potencias extrarregionales en aguas o territorios controvertidos, tal como lo ha hecho Guyana.

Recientemente, la Fuerza de Defensa de la República Cooperativa de Guyana y el Servicio de Guardacostas de los Estados Unidos de América desarrollaron ejercicios militares conjuntos en aguas controvertidas, muy cercanas a las aguas jurisdiccionales de Venezuela, en una zona aún por delimitar y en la que empresas estadounidenses tienen importantes intereses económicos, particularmente en el campo energético. Este hecho sí debe constituir una preocupación compartida para la comunidad caribeña.

La Comunidad del Caribe (CARICOM), con su comunicado, no sólo contribuye con un ominoso clima de hostilidad, sino que además respalda los intereses de las transnacionales estadounidenses que pretenden hacerse del dominio de un territorio sin delimitar, a partir de un indeseable conflicto en la región.

Venezuela seguirá abogando por el respeto a los principios y propósitos del Derecho Internacional, el fomento de un diálogo sincero para solventar cualquier situación que ponga en peligro la paz y la seguridad de la región y espera que los Estados hermanos de la CARICOM asuman una conducta constructiva ante esta situación.

elsiglo

Loading...