Saudade es un musical en mitad de la pandemia

Claudio Hochman, dramaturgo argentino afincado en Lisboa, ha trasladado el teatro a la pantalla de su ordenador durante la pandemia para crear Saudade, un musical basado en un cuento homónimo que escribió en homenaje a la cultura portuguesa.

Loading...
Saudade
Foto: Archivo

Tras una larga y fructífera carrera en Buenos Aires como productor de musicales y director, Hochman decidió dar el salto a Portugal de la mano del productor de teatro portugués Carlos Fragateiro, quien le contó que el tipo de espectáculos que ellos hacían "no existía en Portugal", recuerda en una entrevista con la agencia internacional efe en lisboa.

Descubrió que el país tenía "mucho por hacer" y que a nivel creativo sintió que "podría desarrollar teatro con más libertad". De su afán por indagar en la cultura portuguesa nació "Saudade", un cuento que "empezó con la definición de la palabra, los portugueses dicen que no se puede traducir en ningún idioma".

"Narra la historia de un rey famoso por hablar todos los idiomas y conocer el significado de todas las palabras, hasta que un día aparece Fernando Pessoa y le pregunta qué es la saudade".

"El rey tiene siete días para averiguar el significado, y aunque al final no consigue definir la Saudade, sí llega a sentirla", explica Hochman (Buenos Aires, 1958).

"El libró nació como un regalo a mi hijo en su primer campamento, cada día era un capítulo, esto fue una cosa muy espontánea y genuina, creo que por eso funciona tan bien", relata.

"Es un juego sobre la soberbia de quién piensa que sabe todo y no es así, además habla sobre que hay cosas que no se pueden definir, las palabras encasillan y compartimentan, y a veces los sentimientos están mezclados, quizá deberíamos inventar palabras nuevas para nuestras propias emociones", continúa el dramaturgo argentino que, con este trabajo, ha querido rendir un homenaje a Portugal.

Del papel, Saudade saltó a los escenarios como un musical antes de que la pandemia confinara al país en el seno del grupo de actores aficionados "Interpretación Creativa" dirigidos por Hochman, que en los últimos años ha trabajado también con compañías de México y España, como el Retablo de Madrid.

Cuando el covid obligaba al confinamiento en Portugal los actores continuaban con los ensayos online, practicaban las coreografías en casa y trabajaban en la producción a través del ordenador.

Después del verano, el virus dio un respiro y lanzaron el musical en el emblemático teatro Trindade de Lisboa con una acogida "espectacular, superó "todas las expectativas", asegura Hochman.

Ahora, con Portugal confinado de nuevo, Saudade ha vuelto a salir del escenario, pero su autor presagia un largo recorrido: "Me da una gran alegría que esta historia siga viva", concluye.

EFE

Loading...