Choferes salen desde la madrugada en búsqueda de gasolina

A pesar de que está llegando con un poco de frecuencia la gasolina en la ciudad de Maracay, los choferes han pasado días en la búsqueda del combustible en las distintas estaciones de servicio, asegurando que las que más surten son las que tienen precio internacional.

Loading...
Hay colas hasta en las estaciones de servicio con precio internacional

En este sentido, Nelson Pérez, quien trabaja como moto-taxista, dijo que ha recorrido todas las estaciones de servicio para surtir su moto, asegurando que ha estado desde la madrugada buscando gasolina.

“Yo soy de Maracay y tengo que llegar hasta Mariara para comprar gasolina, que por cierto no es subsidiada, la pago en dólares”, dijo Pérez, quien además denuncia que en las estaciones de servicio que ha recorrido sólo permiten surtir 30 motos por día. Asimismo el motorizado aseguró que su fuente de ingreso viene de las carreras que hace en el día, y cada 5 días tiene que echar gasolina para poder seguir trabajando. “Uno sigue rodando y va consumiendo los 10 litros de gasolina del tanque, paso horas haciendo la cola para surtir mi moto”, añadió Pérez.Para Jesús Antonio Moscada, también se le ha hecho difícil surtir su vehículo, ya que llega más gasolina en las estaciones de servicio con precios internacionales que en las subsidiadas, por lo que se ve obligado a echar donde llegue primero.

“Yo di vueltas por toda Ma-racay buscando gasolina, en las estaciones subsidiadas no llega siempre, teniendo que pagarla a precio internacional”, dijo Moscada. Moscada manifestó que sí se está manteniendo el esque-ma de Pico y Placa establecido por el Gobierno nacional para mantener ordenada las colas en las estaciones de servicio, pero denunció que muchas veces se la pasan haciendo cola y pierden el día porque no llega el combustible a esa estación de servicio”, teniendo que es-perar otro día que le toque por el número de su placa.

También, Franklin Palmera pasa su día en la búsqueda de combustible en la ciudad de Maracay, tiene que estar pendiente en todas las estaciones de servicio, y donde llegue la gandola, salir inmediatamente a hacer la cola y correr con la suerte de que alcance para él surtir su vehículo. Palmera es taxista y manifestó que la escasez de combustible le ha afectado en su trabajo, al igual que todas las personas que dependen de un vehículo para llevar comida a sus casas, perjudicando diariamente su rutina laboral, generándole una inestabilidad, ya que hay que estar pendiente del teléfono por si te avisan que llegó la gandola en alguna estación de servicio o seguir recorriendo las calles de la ciudad para ver si logra surtir de gasolina su vehículo.

 

Lino Hidalgo | elsiglo

fotos|Joel Zapata

Loading...