Vecinos de Los Nísperos exigen que les entreguen sus bombonas de gas

Vecinos del sector Los Nísperos de Campo Alegre alzaron su voz en protesta para denunciar las fallas en la distribución del gas doméstico, servicio con el que no cuentan desde el 29 de mayo del 2020 cuando les despacharon por última vez.

Loading...
Maritza López

Maritza López, perteneciente al consejo comunal, tomó la palabra para señalar que en días pasados junto a un grupo de la comunidad, se coordinó para que un camión se llevara los cilindros para recargarlos, pero una comisión del Destacamento 21 lo retuvo y hasta la fecha no nos han dado una respuesta de qué va a suceder con las bombonas, ni con las personas que manejaban el camión.

"La crisis del gas se siente en todo el estado Aragua y en la comunidad Los Nísperos no escapamos de esta realidad y estamos cansados de cocinar a leña, habemos muchas personas enfermas con problemas respiratorios a consecuencia del humo que se desprende de la leña, que además la venden bien cara, necesitamos respuestas para una solución definitiva".

Al mismo tiempo, López emplazó al gobernador Rodolfo Marco Torres a responder por las bombonas que se mantienen retenidas en la guarnición militar.

"Queremos que el Gobernador asuma la responsabilidad de que nuestras bombonas serían entregadas y llenas a todas las familias, que lo único que hicimos fue coordinar para ir a buscar el gas a Caracas, ya que desde que el gobierno regional tomó las instalaciones del llenadero de la Zona Industrial de Güere, los operativos de gas se paralizaron", puntualizó la declarante.

Mientras que Marbelis Jiménez, miembro de la comunidad, comentó que las personas que fueron detenidas eran de la misma comunidad y que en ningún momento son bachaqueros.
"Nosotros le dimos una colaboración y en ningún momento nos obligaron a pagar nada, nosotros lo que queremos es que se solucione lo del gas".

Los habitantes de la comunidad Los Nísperos esperan que en los próximos días tengan respuestas acerca de sus cilindros que estan retenidos en un puesto de la Guardia Nacional Bolivariana.

IRIOS MÉNDEZ | elsiglo

Loading...