Por frustrar un hurto de donas desmembraron a un catequista

Este martes, a eso de las 11:00 de la mañana, el comisario general Douglas Rico, director nacional del Cicpc, dio por concluida la investigación que iniciaron los sabuesos del Cicpc, adscritos a la Delegación de Mariño del estado Aragua en relación a la desaparición y muerte de un joven catequista.

Loading...
catequista de
Edward Nosue Guzmán, detenido

El alto funcionario reveló a través de un live en su cuenta personal de instagram que en el crimen participaron cuatro personas, identificadas como Edward José Guzmán, de 28 años de edad, conocido con el alias de “Sexu”, hoy detenido; Aaron Moisés Landaeta, de 21 años, conocido como “El Varón”, en fuga.

Así como Carlos Daniel Padilla Vergara, de 20 años, conocido como “El Colombianito” y José Francisco Hernández Medina, alias “Joselo”, expresó el comisario Douglas Rico.

Ambos individuos se encuentran prófugos de la justicia. Detalló que el joven Ángel Isaac Ortega Moreno, de 19 años de edad, un catequista que se congregaba en la iglesia San Pablo, trabajaba en una fábrica de donas.

Con el transcurrir de las semanas, el religioso se percató que esas personas incurrían en un hurto continuo de donas en perjuicio de la empresa, manifestándoles que no los acompañaría en esa aventura delictiva y por ese motivo sostuvieron una fuerte discusión.

Ante el temor de que Ortega “los entregara a la justicia”, sus compañeros de trabajo le montaron una “trampa” y lo invitaron a una fiesta. Es allí que lo desaparecen misteriosamente y en un sitio del cual el funcionario no especificó, procedieron a desmembrarlo.

A las semanas, los presuntos indiciados se acercaron al sitio, donde habían dejado el cadáver de Ángel Ortega y lo meten en una bolsa. Lo trasladaron hasta las afueras del gimnasio “Ratón” Márquez en la Intercomunal Turmero y arrojaron los restos del trabajador en unas aguas servidas, expresó el director nacional del Cicpc.

Y en la noche del viernes, después de casi dos años de intensas investigaciones, con la ayuda del detenido, los funcionarios descubrieron la bolsa y según las evidencias allí localizadas, “nos dimos cuenta que se trataba de Ángel Ortega“, dijo.

A LOS TRIBUNALES “EL EDWARD”

Edward Nosue Guzmán, conocido con el alias de “El Edward”, señalado como uno de los presuntos autores materiales de la desaparición y muerte del joven Ángel Isaac Ortega Romero, de 19 años, irá a los tribunales a rendir cuentas sobre sus acciones delictivas.

Según fuentes citadas por los periodistas, el individuo será acusado de varios delitos perpetrados contra el catequista, y es muy probable, de acuerdo a las evidencias encontradas en la escena del suceso, que el juez de la causa le dicte privativa de libertad, con orden de alojamiento temporalmente en la Delegación Municipal de Mariño, mientras se canalice el traslado al Centro Penitenciario del estado Aragua, en Tocorón.

Se dijo que el joven intervino en ese hecho sangriento junto a otros dos individuos que actualmente andan prófugos de la justicia y se presume que estén fuera del país.

Los fugitivos de la ley responden a los remoquetes de “El Colombiano” y “El Francisco“, quienes están siendo buscados hasta “debajo de las piedras”, con la intención de que rindan cuentas ante la justicia.

Por tal motivo, sus moradas serán allanadas en el transcurso de las próximas horas, y dependiendo de la información que aporten sus familiares, las autoridades policiales tramitarían una difusión de alerta roja ante la policía internacional, conocida como la Interpol.
Como es del conocimiento de la opinión pública, Ortega Romero desapareció misteriosamente en horas de la noche del 22 de octubre del 2019, y después no se tuvoinformación sobre su paradero.

Tras consignarse la denuncia en la Delegación Municipal de Mariño y luego de un minucioso trabajo de investigación, el viernes 8 de enero en horas de la noche, funcionarios del Cicpc, junto a “El Edward”, localizaron partes de la estructura ósea del joven.

Durante los interrogatorios, el sospechoso reveló información valiosa que permitió aclarar las circunstancias de la misteriosa desaparición de Ángel Ortega, cuyos restos fueron localizados hacia La Providencia, en la Intercomunal Turmero.

CANGREJO DE ORO

Aunque es competencia de un jurado calificador, y además las peripecias que realizaron los investigadores para llegar a un feliz término, el caso de Ortega Romero se enrumba hacia un Cangrejo de Oro.

Hay posibilidades que los investigadores se “coronen de gloria” y enhorabuena, sería interesante que Aragua se llevara el máximo premio de la investigación criminal. Las cartas están echadas sobre ese caso.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...