En San Pedro piden su regalito de Año Nuevo

Los que residen en la comunidad de San Pedro, ubicada al norte de La Victoria, municipio Ribas, denunciaron las decenas de calamidades que deben pasar para poder tener un nivel de vida digno, enfatizaron que los problemas que los mantiene más preocupados, es el desbordamiento de alguna de las redes de cloacas y la penumbra con la que conviven en la zona.

Loading...

En este sentido, los afectados explicaron que llevan alrededor de un año con la obstrucción de la red de cloacas, lo que ha conseguido que la comunidad se vea afectada por una cantidad incalculable de plaga y malos olores y por consiguiente que el sitio sea un foco de contaminación y enfermedades.

Marcela Martínez, residente de la barriada por años, informó que en varias oportunidades han presentado el inconveniente en diferentes entes competentes, quienes se han apersonado y solucionado el inconveniente, pero no de manera efectiva, ya que al tiempo se vuelve a registrar el bote.

“Ya vinieron hasta aquí un personal de Hidrocentro, rompieron la calle y colocaron un camión Hidrojet para destapar la tubería, pero eso no funcionó porque a los días estaba de nuevo botando bastante agua, esto pasa una y otra vez, por lo que hemos vuelto a llamarles pero no volvieron más. Necesitamos con suma urgencia su presencia para terminar este año en sana paz”, manifestó Martínez.

Del mismo modo, la afectada dijo que a consecuencia de las aguas negras y el excremento en las calles, hay gusanos y moscas, lo que se ha convertido en una situación insoportable para los habitantes, puesto que varios niños de la comunidad se han enfermado.

Cuando se colapsan las cloacas no solamente sale agua podrida, también gusanos y demasiadas moscas se meten para nuestras casas. Ya no sabemos qué hacer para contrarrestar un poco la contaminación, los más pequeños se nos están enfermando y nadie hace nada”, explicó.

Yulimar Rodríguez comentó que la última vez que vieron por el lugar al personal de la Alcaldía, solamente vieron el inconveniente, le tomaron fotos y se fueron. “No sé qué hacen con venir y no hacen nada por nosotros. Lo único que dicen es que supuestamente no tienen los materiales para resolver. Ameritamos atención rápido, ya hemos esperado bastante tiempo”.

Rodríguez también hizo hincapié en la parte de la salud, ya que, a su parecer, las personas que habitan cerca de los desbordamientos, pueden padecer de cualquier enfermedad a causa de la contaminación. “Mis abuelos viven al lado de una de las bocas de visita rebosadas, eso es impresionante como se tiene que aguantar ese mal olor todo el día, es muy fuerte, ellos tratan de mantenerse encerrados para evitar que entre tanto la pudrición, pero es casi imposible. Necesitamos una solución que sea efectiva y no por unos días”.

Por otra parte, Patricia Aparicio agregó, “es una lucha diaria la que tenemos que batallar con la contaminación. Solicitó encarecidamente que se realice un abordaje correctivo definitivo por parte de Hidrocentro o cualquier organismo competente antes que pase a mayores. Deben respetar nuestra calidad de vida”.

En resumidas cuentas, vecinos esperan que las autoridades locales puedan atender la situación, algunas manifestaron mantenerse regando las casas con agua caliente para de alguna forma paliar la cantidad de gusanos y plaga a raíz del bote de aguas negras.

LA OSCURIDAD ES PERENNE

Los vecinos de San Pedro, aprovecharon la oportunidad para denunciar el estado en el que se encuentra el alumbrado en todo el sector, afirmaron que las calles se mantienen en total oscuridad al caer la noche.

“Casi ningún poste se encuentra operativo, todos presentan fallas, no tienen bombillos. Las calles por la noche son intransitables de lo oscuras que se pone. Esta es otra de las necesidades que tenemos por aquí“, relató María Tovar.

En vista del problema, solicitaron que se realice un operativo de mantenimiento y alumbrado en todas las calles o en al menos en las principales que son las más concurridas.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...