ONU manifiesta preocupación por violencia en Capitolio de EE.UU.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) manifestó su preocupación por los recientes sucesos de violencia encabezados por seguidores del aún presidente estadounidense, Donald Trump, que irrumpieron en la sede del Congreso en Washington, refiere Prensa Latina.

Loading...
ONU a
Foto: Archivo

“El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, está entristecido por los eventos en el Capitolio”, expresó su portavoz, Stéphane Dujarric.

A través de un comunicado, el vocero pidió a los líderes políticos que inculquen a sus seguidores la necesidad de abstenerse de la violencia, así como de respetar los procesos democráticos y el estado de derecho.

Por su parte, el presidente de la Asamblea General de la ONU en su 75° período de sesiones, Volkan Bozkir, en un mensaje transmitido en sus redes sociales deseó que la paz prevalezca finalmente en el país anfitrión de la sede principal de Naciones Unidas.

Asimismo, la representante permanente alterna de Cuba ante la ONU, Ana Silvia Rodríguez, se cuestionó qué hubiera pasado en el Capitolio si los manifestantes fueran negros o latinos, o si este hecho hubiera ocurrido en un país en desarrollo.

La embajadora expresó: “La historia sería contada de otra manera. De dobles raseros el Gobierno de Estados Unidos nos tiene acostumbrados”.

Este miércoles, cuando el Congreso norteamericano celebraba una sesión para ratificar los votos electorales que otorgan al político demócrata Joe Biden la victoria de los comicios presidenciales del 3 de noviembre, una turba violenta irrumpió en la sala.

Partidarios de Trump invadieron el Capitolio y desataron el caos durante unas cuatro horas; en medio de esta violencia se reportó la muerte de una mujer tras recibir heridas de bala en el pecho.

Las escenas de violencia y disrupción vistas este miércoles obligaron a detener el escrutinio de los votos electorales y a evacuar el edificio.

Ante tal situación de inestabilidad, la alcaldesa de Washington D.C., la demócrata Muriel Bowser, decretó un toque de queda en toda la ciudad durante 12 horas desde las 18:00, hora local del miércoles.

Unos mil integrantes de la Guardia Nacional fueron activados y el Congreso pudo reanudar la sesión en horas de la noche. Trump, por su parte, se ha negado a condenar los hechos.

AVN

Loading...