El parque Mini-Europa seguirá en Bruselas y reflejará la realidad posbrexit

El parque de maquetas y miniaturas de ciudades europeas Mini-Europa, uno de los grandes reclamos turísticos de Bruselas desde su inauguración en 1989 y que anunció su cierre en septiembre por la crisis del coronavirus, reabrirá finalmente el próximo marzo con cambios para reflejar la nueva realidad europea tras el Brexit.

Loading...

La falta de consenso entre el director del parque, Thierry Meèus, y Brussels Expo, el recinto ferial dónde se ubica, abocaban al parque a un cierre previsto para el 31 de diciembre de 2020, pero un acuerdo alcanzado entre las dos partes permitirá prolongar la explotación de Mini-Europa, según recogen los medios belgas.

Mini-Europa, que ocupa 24.000 metros cuadrados situados a los pies del Atomium en Bruselas, es el único parque de ocio del mundo dedicado a los Estados miembros de la Unión Europea y cuenta con réplicas en miniatura de varios de los monumentos más reconocidos -en torno a 350 edificios- de más de 80 ciudades a escala de 1/25, así como con escenas animadas y elementos móviles como molinos, trenes e incluso el volcán Vesubio en erupción.

Tras la salida oficial del Reino Unido de la UE el pasado 31 de enero de 2020, el parque tenía previsto iniciar su “propio Brexit”, antes del cierre obligatorio por la crisis sanitaria, para reflejar este proceso mediante pequeños puestos de aduana que los visitantes tendrán que pasar para acceder desde las zonas de Francia o Irlanda para acceder a la del “Mini-Reino Unido”, dado que las localizaciones de las maquetas respetan la situación real de los países en el mapa.

Con la reapertura del parque, la idea del “mini-Brexit” podría retomarse. Esto obligará a modificar todos los elementos relativos al Reino Unido -archivos publicitarios y pedagógicos, paneles, folletos, etc.-, lo que acarrearía unos gastos que originalmente se estimaban en unos 10.000 euros, según expresó Meèus al diario “The Brussels Times” el pasado año.

Tras su reapertura, el parque se integrará en el complejo de ocio Neo-Europea, una iniciativa llevada a cabo por Brussels Expo, Europea y Mini-Europa “para ofrecer a los residentes de Bruselas, belgas y turistas un destino de vanguardia propio de las grandes metrópolis europea”, según señalan sus socios.

De esta forma, Mini-Europa, que se ampliará y modernizará, completará la futura oferta de ocio prevista en la zona de Heysel (en el norte de Bruselas), que incluye además un cine Kinépolis que contará con 21 pantallas y 4.000 asientos, el parque de atracciones Spirouland y La Cité des Enfants, un espacio lúdico para niños.

EFE

Loading...