Adultos mayores cansados de cargar agua para sus quehaceres

Los vecinos del sector 6 de Caña de Azúcar, denunciaron que desde el mes de noviembre están cargando agua para llenar sus pipotes, debido a las fallas en la distribución de este servicio público.

Loading...

Los afectados en su mayoría son personas de la tercera edad, quienes deben hacer largas colas en las comunidades cercanas donde el vital líquido si llega.

Manuel Ramos, miembro del consejo comunal de ese sector tomó la palabra en nombre de sus vecinos, para indicar que esta problemática va para tres meses y que el gobierno municipal se hace de la vista gorda ante esta situación.

“En reiteradas oportunidades hemos ido hasta la Alcaldía a solicitar cisternas, sobre todo para aquellos edificios donde la mayoría de la población son personas de la tercera edad y se les dificulta cargar agua por su condición”.

Esperamos que el gobierno tome cartas en el asunto y podamos resolver pronto esta situación que nos queja a todos por igual, comentó el declarante.

Por su parte, Magali Muñoz dijo que con su carrito de mercado hace 4 viajes diarios hasta el urbanismo Ricaurte para llenar sus pipotes.

“Yo soy una persona de la tercera edad y muchas veces tengo poca energía, ya mi cuerpo no tiene el mismo aguante que las demás personas tienen. Además es mejor ir al urbanismo que llegarse hasta el Arsenal que están cobrando hasta 10 mil bolívares por cada pipote con agua que llenes”, imagínate tú con los 4 viajes que hago a 10 mil cada botellón que son 3 diarios es imposible.

Mientras que Roberto Mas, tiene 65 años y para poder obtener agua para hacer sus oficios y aseo personal tiene que hacer 2 viajes diarios.

“Tobos o botellones es que utilizo para llenar los pipotes que tengo en la casa, lamentablemente para mí que no tengo a nadie que me ayude a cargar el agua, pues mi hijo trabaja para mantenernos a mí y a mi esposa, es por ello que debo hacer el trabajo pesado. Gracias a Dios no me cobran por el agua que busco, porque si no ya estuviese arruinado”.

Carlos Padrón señaló que hace por lo menos tres viajes al urbanismo Ricaurte para abastecerse de agua. “Busco agua tres veces al día, para el baño, para cocinar y para bañarme. Esta situación nos tiene agotados y aún esperamos la respuesta del gobierno local, son muchos los sectores de la jurisdicción que se encuentran en las mismas condiciones y necesitamos una respuesta inmediata”.

Finalmente, Josefa Mendoza aseveró que muchas veces ha tenido que levantarse y sin cepillarse para ir a buscar el agua. “Es muy difícil vivir sin agua, se pierde mucho tiempo buscándola, que se puede invertir en otras cosas del hogar. De igual forma agradeció a la población del urbanismo por prestarnos el apoyo en cuanto al suministro de agua sin cobrar”.

IRIOS MÉNDEZ | elsiglo
fotos | JOEL ZAPATA

Loading...