Un móvil con dos pantallas es perfecto para la multitarea

El LG WING está equipado con una pantalla principal FullVision OLED de 6,8 pulgadas sin muescas ni orificios, de manera que toda la superficie frontal está destinada a la visualización de contenido. Tiene resolución Full HD+ de 2.460 x 1.080 píxeles y un ratio de 20,5:9, unos valores perfectos para disfrutar de series, películas y videojuegos con la mejor calidad y de una forma completamente inmersiva. 

Loading...

Un móvil

La pantalla principal está acompañada de un panel secundario G-OLED de 3,9 pulgadas, que se puede desplegar con solo empujar la pantalla principal con un dedo. Tiene una relación de aspecto de 1,15:1 y una resolución de 1.240 x 1.080 píxeles, y se trata de una superficie ideal para realizar diferentes actividades secundarias la tarea principal se lleva a cabo en la pantalla primaria.

Este diseño de doble pantalla giratoria destaca por su comodidad y facilidad de uso. El terminal se desbloquea rápidamente mediante el sensor de huella dactilar integrado en el panel, y como decíamos desplegar la segunda pantalla es tan sencillo como empujar la principal con un dedo.

Un móvil pensado para facilitar la multitarea

La multitarea es una de las características que más se beneficia del peculiar diseño de doble pantalla giratoria del LG WING. Mientras que en un móvil convencional tienes que estar cambiando entre aplicaciones constantemente, este dispositivo permite trabajar con dos apps de manera simultánea.

Así, puedes estar viendo un vídeo en YouTube o tu serie favorita en Netflix mientras respondes a un correo electrónico o chateas en WhatsApp. También te permite seguir las indicaciones de Google Maps o de otra app de rutas sin interrupciones, puesto que tanto las notificaciones como las llamadas se mostrarán en la pantalla secundaria. Y si estás jugando a un videojuego, en la pantalla principal verás la acción mientras que en la secundaria tienes los controles.

ElSiglo

Loading...