Quebrada de Lele de Ribas en el olvido

Llegó la época decembrina y con ella, los habitantes del sector Párate Bueno del municipio Ribas, enviaron su carta al Niño Jesús o a Papá Noel, donde le piden encarecidamente que las autoridades municipales los tomen en cuenta y por ende le realicen mantenimiento al canal de la zona, llamado Quebrada de Lele, el cual con el paso del tiempo se ha convertido en alberge de basura, maleza y animales rastreros.

Loading...

 Ribas

Y es que quienes residen en esa parte del norte de La Victoria, informaron que a simple vista se puede evidenciar, como en lo que ellos denominan “El Calanche”, reinan los inconvenientes, por lo que no pueden tener un nivel de vida digno.

Ya tenemos como dos o tres años que no le realizan saneamiento a esta quebrada, esto nos afecta a todos los que residimos en sus cercanías, ya que no es sólo la plaga, sino que también la maleza ha incrementado los hechos delictivos, puesto que los malhechores usan de escondite el monte”, indicó la señora Rosa Laya.

Del mismo modo, los denunciantes comentaron que el ambiente los hace sentir preocupados, por cualquier enfermedad que se pueda presentar, debido a los malos olores que emanan las aguas que inundan la quebrada, siendo criadero de mosquitos, esto sin dejar a un lado la obstrucción del paso del agua con los desechos.

“Por aquí hay muchas viviendas en alto riesgo, no sólo por su ubicación en los límites del conducto, sino también por la obstrucción en el paso de agua, lo que acarrea que cada vez que llueve suban los niveles y no sólo amenacen con meterse a las viviendas, sino con socavar las bases de las mismas. Cada vez que cae una lloviznita se nos pone el Jesús en la boca”, exclamó Rosario Tejada.

Asimismo agregaron que en una oportunidad por la zona estuvo de visita el personal de Protección Civil del municipio e informaron a los residentes cercanos sobre los posibles casos de alto riesgo, dejándolos según ellos aún con más angustia ante la falta de atención.
“Protección Civil estuvo por aquí hace algún tiempo, ellos saben de la situación que se ha venido presentando y que nosotros hemos venido denunciando, pero al parecer, nuestras denuncias han sido engavetadas, porque nadie más ha venido“, exclamó.

Siendo así que los residentes aseveraron que la dificultad ha empeorando más con la llegada de las lluvias. “Antes era la quema que no nos dejaba vivir en paz, ahora son las lluvias que no sólo nos da miedo por el torrente del agua, sino que hace que crezca más el monte y que los animales salgan a buscar calor a nuestras casas“, puntualizó Mercedes Contreras.

Para finalizar, los afectados hicieron nuevamente un llamado a los organismos competentes a que se acerquen a la comunidad y den pronta solución a la serie de problemas que les impide vivir dignamente y recibir un año 2021 sin contratiempos.

 

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...