Barcelona se pierde sin Messi

El Barcelona de Ronald Koeman regresó a la inestabilidad sin Leo Messi, desenganchándose nuevamente de LaLiga Santander por su endeblez en el Camp Nou, donde ya ha dejado escapar 9 de 27 puntos posibles, en un día histórico para el Eibar, que por primera vez sacó algo positivo gracias al planteamiento de José Luis Mendilibar.

Loading...
Foto: Referencial

El regreso a una versión endeble, sintiendo la impotencia de ser incapaz de superar al Eibar en su estadio, cierra con un golpe de realidad un duro 2020 para el Barcelona. Sobre la mesa, la posibilidad de quedar a 10 puntos de sus rivales por el título. Añorando el liderazgo de Messi, en la grada por molestias en un tobillo, y esperando el paso al frente que deben dar jugadores como Antoine Griezmann. No lo dio para lanzar un penalti que Braithwaite mandó fuera.

Las dudas crecen sobre el 9 que asumió el difícil papel de hacer olvidar al uruguayo Luis Suárez. La que mandó dentro, la anuló el colegiado por posesión ilegal y la valentía del Eibar con su presión alta, obtuvo el premio en un grave error del uruguayo Ronald Araujo a los 57 minutos ante el que Kike no perdonó para igualar en menos de media temporada los goles que firmó en toda la pasada.

Leer más: Coutinho tendrá que ser intervenido por una lesión de menisco

Ronald Koeman lo intenta, busca variantes sin éxito, y había sacrificado su defensa de tres centrales para recurrir a Dembélé en busca de una pegada mayor. La logró con el tanto del francés diez minutos después del golpe, el más destacado en un gris Barcelona que no tuvo convicción para remontar y en su mala dinámica perdió al brasileño Coutinho por lesión.

La última jornada del 2020 arrancó en el Ramón Sánchez-Pizjuán con un Sevilla exhibiendo poderío en un duelo con sabor a ‘Champions’ frente al Villarreal. Los de Julen Lopetegui debían cortar su racha de dos partidos sin ganar de local, tras caer con el Real Madrid y ceder un empate ante el Real Valladolid, y lo consiguieron con firmeza.

Por delante en el marcador gracias al penalti marcado por el argentino Lucas Ocampos a los 8 minutos tras mano de su compatriota Juan Marcos Foyth. Era el regreso de Unai Emery a Nervión, un lugar donde dejó huella con títulos europeos. A su Villarreal, que encajó la segunda derrota del curso, le faltó acompañar el dominio con pegada, añorando la figura del lesionado Paco Alcácer y topándose con Bono en sus dos ocasiones de mayor peligro. Y acabó sentenciado al contragolpe con la velocidad del marroquí Youssef En-Nesyri (2-0) que sitúa al Sevilla cuarto en la clasificación.

El festival de goles de la jornada llegó en el Ciudad de Valencia donde el Levante firmó con sufrimiento su cuarto triunfo del curso (4-3). Pasó de sentir la goleada a pedir la hora por la expulsión de Robér Pier, que cambió de golpe el panorama en la recta final del partido. Hasta ese momento se impuso la figura del ‘comandante’ José Luis Morales, autor de dos grandes goles en un minuto y una asistencia que parecían sentenciar el choque a los 55 minutos.

Pero el regreso de Sergio Canales a los terrenos de juego y la superioridad numérica metió emoción al partido hasta el final. Su doblete resucitó las esperanzas béticas que llegará al derbi sevillano tras derrota y con necesidad de empezar el año con una alegría. Los goles brillaron por su ausencia en el Carranza, donde Cádiz y Real Valladolid empataron a cero en un encuentro con pocas ocasiones de gol. Las perdonaron los locales en el primer acto y el travesaño repelió un testarazo del israelí Shon Weissman para el equipo pucelano que no sale del descenso.

Loading...