Una Colonia Tovar navideña ya recibe a miles de turistas

Con la llegada de la época decembrina, son muchos los habitantes del estado Aragua y diferentes partes del país, quienes desean pasar un rato de tranquilidad y cercanía a la naturaleza; con un clima diferente y purificador, es por ello que desde ya las calles de la Colonia Tovar comienzan a albergar a los turistas, quienes van en busca de terminar el año llenos de atenciones, belleza y la cercanía familiar que este ambiente los hace vivir.

Loading...
Pese a la situación la Colonia Tovar sigue en la mente de los temporadistas

Aunque este ha sido un año completamente atípico, no sólo a consecuencia de la pandemia por el Covid-19, sino por diferentes vicisitudes, este rincón de Alemania en el Este aragüeño, está completamente preparado para recibir a todos los temporadistas, con el servicio excelente que siempre los ha caracterizado y que los mantiene como el destino preferido de gran parte de las familias venezolanas.

Y es que pese a que las calles no están tan llenas como años anteriores, al parecer pasar un día cualquiera, la Nochebuena o el Fin de Año en este hermoso poblado, auténtico pedacito de Alemania en el Caribe, ubicado al noreste de Aragua, no ha quedado en el pasado, ya que los ciudadanos siguen llegando a deleitarse con los hermosos paisajes copados de chalets, el clima inigualable con muchísima neblina y para degustar los mejores platillos no sólo de Venezuela sino de Alemania y el mundo.

A todo esto se le debe sumar un encanto especial que sin duda realza el espíritu navideño tanto de propios, como de visitantes. Para empezar, absolutamente todo está decorado con Guirnaldas, luces de todos los colores, figuras de Santa Claus, renos, bolas navideñas y los nacimientos abundan en cada esquina de la Colonia Tovar.

Seguidamente, el clima templado y su atenta población, cuentan con costumbres decembrinas, que hacen sentir a sus visitantes, como parte de sus familias, aspecto que sigue ubicando este territorio en la mente de todos los que lo visitan y que consiguen que los sacrificios tengan un resultado favorable.

“Nos encanta venir a la Colonia Tovar y más que todo en navidad por lo hermosa que está, aunado a esto su arquitectura es realmente magnífica, su seguridad es efectiva y además la atención es completamente excelente. Esto sin dejar a un lado lo delicioso de sus platos típicos”, mencionó Gabriela Montesinos, mientras almorzaba en compañía de su familia.

De acuerdo con lo opinado por Montesinos, Daniela Di Martino agregó: “Tenía tiempo que no venía por la cuestión de la pandemia, sin embargo al existir esta flexibilización decidí acercarme, soy de Caracas y vine con mi familia. En conjunto hicimos de todo para conseguir gasolina, buscar donde quedarnos y demás, pero aquí estamos disfrutando, dándonos un cariñito y despejando nuestras mentes, porque eso es lo que hace uno en la Colonia Tovar separarse de todo, por lo menos un momento”.

Por su parte, Carlos Francisconi, quien se encontraba con su esposa dijo: “Actualmente no tenemos gasolina y estamos medio cortos de dinero, pero hicimos el sacrificio de venir en camioneta y sentirnos en un lugar venezolano que parece de afuera. Llegar aquí es estar contentos, tranquilos y consentidos por los pobladores. No hay muchas personas en las calles, pero estamos los que podemos”.

COMERCIANTES A LA EXPECTATIVA

El comercio en el municipio Tovar, luego de estar paralizado por las medidas de prevención ante la pandemia, retomaron sus actividades este mes de diciembre, por lo que se las han ingeniado no sólo para ofrecer el mejor servicio a la hora de atender al cliente, sino para presentar los mejores productos, con precios ajustados a la realidad que potencialicen de nuevo la economía.

Con respecto al tema, la señora María Rosa Ruth, vendedora del Casco Central, aseveró que hasta el momento las ventas han estado relativamente buenas, pese a que no hay la misma cantidad de turistas como en años anteriores, no obstante en vista de esto han bajado un poco los precios de manera de atraer a la clientela.

“La movilidad no ha estado muy buena como otras veces, pero están llegando más turistas. Hemos bajado un poco los precios y seguimos tratando a los clientes bien, para que sigan viniendo porque sin ellos no producimos como necesitamos. Gracias a Dios con el pasar de los días vemos más personas y eso es lo que nos gusta más allá de vender, es hacer sentir a las personas como en su casa”, mencionó Ruth.

En concordancia con la opinión anterior, Judith Misle agregó, “estamos trabajando más que nunca, dando lo mejor de nosotros en la atención y en los productos frescos. Lo más llevado son los duraznos, melocotones, fresas, frambuesas y sin dejar a un lado las galletas, los suspiros y el pan tradicional. Todo está saliendo de a poco, pero con regularidad pese a lo escaso de los clientes, que presumimos que es por la economía y los problemas con el combustible que no han podido venir. Con todo y eso aquí los esperamos con los brazos abiertos”.

Los comerciantes colonieros esperan que con el transcurrir de los días de diciembre se acentúen las compras. Dijeron que las mismas se aumentan según a lo vivido del 25 de diciembre en adelante.

EL SABOR EXQUISITO DE LA GASTRONOMÍA TOVAREÑA

Aunque la Colonia Tovar ha heredado de sus fundadores parte de la cultura alemana, también este gremio de comerciantes les garantizan al turista hallacas, ensalada de gallina, pan de jamón, dulce de lechosa y todos esos manjares de la cocina navideña criolla, que en ocasiones son demandados por los visitantes.

En este sentido, según los colonieros, los temporadistas siempre quieren experimentar algo nuevo en materia gastronómica y por lo que optan por regalarle al paladar delicias como El Christstollen o pan navideño de frutas, Weih-nacht Plarchen galletas caseras navideñas o un buen trago de Gluhwein que no es más que un vino caliente.

Adriana Valera, trabajadora de un conocido restaurante, mencionó que los platillos más pedidos por los turistas son salchichas, perros calientes y hamburguesas que oscilan entre los 5 y 10$ por unidad. Asimismo, se deleitan con la rodilla de cochino al horno, acompañada de salchichas alemanas, polacas, chorizo campesino, parrillero y además chuleta ahumada, con contornos de papas salteadas y repollo sauerkraut, este último puede mantener un costo de 25$.

“Las visitas han estado un poco bajas presumo que es por los problemas que hay en la actualidad, sin embargo hemos recibido bastante clientes, más que todo los fines de semana, por lo que las ventas han estado aumentando, esperemos que con el transcurso de lo que queda de mes se incrementen, para así nosotros poder trabajar como nos gusta atendiendo con un servicio de calidad. Los colonieros cocinamos con amor, por eso nuestra comida es tan deliciosa y eso lo reforzamos con el buen trato”, dijo Valera.

QUEDARSE EN LA COLONIA TOVAR SIEMPRE ES UN PLACER

Ahora bien, si las personas requieren de disfrutar más de un día del clima calmado y el acogedor ambiente navideño de la Colonia, el lugar presenta gran cantidad de cabañas y habitaciones, las mismas que para el momento, pese a la situación, ya se encuentran con reservaciones.

A la luz de este tema, los dueños y encargados enfatizaron que si hay algo que los caracteriza como colonieros es su pacifismo, su honestidad y su excelente atención. Por lo que tratan de ofrecer lo mejor a sus huéspedes, donde las cobijas peludas y el silencio absoluto durante la noche les harán que lleguen de vuelta a sus destinos, descansados y rejuvenecidos.

Yelitza Méndez, encargada de una red de Cabañas en el sector La Cava, informó que la temporada en el sitio que representa ha comenzado un poco movida, a pesar de las dificultades por la pandemia.

“Ya tenemos varias reservaciones gracias a Dios y siempre están llamando para preguntar a cerca de los servicios que prestamos y la disponibilidad. Ha sido un año un poco distinto, pero hemos salido adelante, las personas siguen eligiendo la colonia como un destino para pasar sus días libres, es por ello que tratamos de ofrecer lo mejor. Lo que más demandan son lo básico como limpieza, tranquilidad y la presencia de los servicios esenciales”, dijo Méndez.

Por otra parte, Roxana Gerig, trabajadora de un hotel, aseveró que ya para los días 24, 25, 31 y 1° de enero, no cuentan con habitaciones, las mismas fueron reservadas desde principios de mes. “Hemos estados reservando por días o fines de semana, pero ya para los días propios de navidad y año nuevo no hay casi nada. Nos sorprendimos hasta cierto punto, porque esperábamos menos turistas por todo lo que está pasando, pero gracias a Dios esta navidad ha sido medio buena”.

Vale destacar que en todos estos sitios se cumplen las medidas de bioseguridad, emanadas por las autoridades nacionales y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), como lo son el uso del tapabocas, desinfecciones al entrar a los sitios, control en el volumen de personas y además cámaras de gases, todo en pro de preservar la salud, y los costos van desde los 10$ en adelante.

COLONIEROS SIN DESCANSOS

Finalmente, lo que confirman las personas que visitan la Colonia Tovar, es que sus habitantes, todos rubios, ojos azules y algo tímidos, son muy trabajadores y no tendrán días de descanso durante esta importante temporada. Todos los servicios serán brindados al público tanto en diciembre como en enero, incluyendo el 24, 25 y el 31 de este mes, así como también el primer día del año 2021.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...