Incendio, sin heridos, en un campo de refugiados bosnio en malas condiciones

Más de 1.300 refugiados que vivían en un campo de refugiados en Bosnia, cuyas malas condiciones habían sido denunciadas por la ONU, han tenido que ser evacuados tras declararse un incendio, al parecer provocado por antiguos residentes, que no ha causado heridos.

Loading...

“Según lo que sabemos ahora, un grupo de antiguos residentes incendiaron tres tiendas de campaña y contenedores después de que la mayoría de los migrantes hubieran abandonado el campo”, señaló el jefe para Bosnia de la Organización Internacional de Migraciones (OIM), Peter Van der Auweraert, en la red social Twitter.

“No estamos seguros de la envergadura del daño, pero sabemos que el fuego partió del sector de alojamiento”, indicó al portal informativo Klix la coordinadora del campo, Natasa Omerovic, aunque la Policía aún no se ha pronunciado sobre el origen del siniestro.

Unos 1.350 migrantes que estaban en el campo, ubicado en Bihac, muy cerca de la frontera con Croacia, han sido evacuados a un escampado de los alrededores.

“Ahora están al descubierto, no tienen dónde alojarse, y el pronóstico es que mañana nevará”, alertó Omerovic.

Horas antes de que prendiera el fuego, la OIM que gestiona el campo, había comenzado a retirar a su personal después de haber reclamado varias veces a las autoridades bosnias que encontrara un alojamiento adecuado para los migrantes.

Estaba previsto que el recinto se cerrara hoy porque no está equipado para el invierno, carece de agua corriente y de de suministro eléctrico.

La ONU, la Unión Europea y varias ONG denunciaron el pasado octubre el cierre del centro de acogida de Bira, también en Bihac, y que no se hubiera acondicionado el de Lipa.

La UE y la ONU han vuelto a alertar en los últimos días de la alarmante situación de los refugiados que esperan en Bosnia una ocasión para seguir su camino hacia países ricos en la Unión Europea.

elsiglo

Loading...