Heras-Casado cumple 25 años en los escenarios

El director español Pablo Heras-Casado celebrará sus 25 años sobre los escenarios dirigiendo desde hoy una serie de conciertos de la Orquesta Sinfónica nipona NHK, que interpretará la Novena de Beethoven como "el mejor mensaje posible de esperanza al mundo".

Loading...

El músico granadino señala en una entrevista telefónica a Efe el "valor simbólico" que tendrán sus cuatro conciertos en Tokio, que le permitirán conmemorar esa fecha especial y cerrar el año interpretando a su compositor fetiche y con público en las salas.

"Son conciertos que van a quedar en mi memoria y en mi corazón para toda la vida", afirma Heras-Casado, quien echa la vista atrás hacia "un año trágico para todo el mundo" durante el cual "ha sido muy difícil para los artistas hacer lo que les apasiona y lo que necesita la sociedad".

En este contexto, la Novena Sinfonía de Beethoven "es el mejor mensaje positivo y de esperanza que se puede transmitir, de que juntos somos mejores", afirma el director, cuyo debut sobre los escenarios se produjo el 19 de diciembre de 1995 en la iglesia de San Ildefonso de Granada.

Heras-Casado dirigió aquel día a una agrupación coral que él mismo había fundado, y desde entonces ha tomado la batuta en más de 1.000 conciertos, grabado más de 30 álbumes y recibido una treintena de premios y reconocimientos en todo el mundo que le han situado entre los directores de orquesta más prestigiosos.

Su serie de conciertos en Tokio cierran además un año en el que se ha conmemorado el 250 aniversario del nacimiento de Ludwig van Beethoven, cuyos actos se han visto también impactados por la pandemia de coronavirus.

El granadino dirigirá tres conciertos entre este miércoles y el sábado en el NHK Hall de Tokio con un 50 % de público, y otro más el domingo en el Suntory Hall con el aforo completo, los cuatro con todas las entradas vendidas.

"Percibo mucha expectación y emoción antes de estos conciertos, tanto en la orquesta como en el público", dice Heras-Casado, quien ha dirigido en cuatro ocasiones anteriores a la sinfónica de NHK, a la que define como "una de las mejores orquestas del mundo".

El director alaba las cualidades de los músicos nipones, capaces de "aportar pasión, disciplina y un elemento cultural único al sonido", además de tener "flexibilidad" para adaptarse a su visión personal de Beethoven, "que no es tradicional, sino moderna y revolucionaria".

De cara al futuro, reconoce que "la pandemia lo ha cambiado todo" y afectará también a "ideas y proyectos" que tenía en mente y que tratará de adaptar a la "nueva normalidad", con la principal prioridad de "recuperar el contacto con el publico".

Heras-Casado se muestra partidario de utilizar formatos digitales como la retransmisión en directo por internet para hacer llegar puntualmente la música a la audiencia, aunque considera que esa vía "no puede sustituir en ningún modo" la experiencia del público en vivo.

"Es igual que los abrazos, nunca será lo mismo dar uno en persona que enviarlo virtualmente", señala el músico, que llegó a Japón a principios de mes y tuvo que someterse al aislamiento obligatorio de dos semanas que imponen las autoridades niponas antes de poder iniciar los ensayos con la sinfónica de la NHK.

elsiglo

Loading...