En el eje Este recibieron el Espíritu de la Navidad

La noche de ayer como todos los 21 de diciembre, muchos de los habitantes del eje Este del estado Aragua, llevaron a cabo el recibimiento del Espíritu de La Navidad definido por ellos como el tiempo idóneo, para que el ánimo navideño llegue a las casas, colmando a sus familias y seres queridos de paz, prosperidad, buenas energías y amor, tomando en cuenta que este 2020 no ha sido el más beneficioso por distintos factores.

Loading...

En este sentido, esta festividad se ha convertido en una fecha muy especial para los practicantes de este rito, ya que además de celebrarse el solsticio de invierno o la noche más larga del año, en la actualidad se ha adoptado en diversos estados y sectores de Venezuela, dicha celebración proveniente de los países del norte, donde el punto focal es recibir la Navidad por medio de distintos ritos.

Y es que los municipios: Ribas, Revenga, Santos Michelena, Bolívar y hasta la Colonia Tovar, no escapan de esta conmemoración, ya que se ha vuelto sinónimo de unión entre amigos y familiares, aunque este año la pandemia por Covid-19 ha obligado a los ciudadanos a ingeniárselas para sólo estar con sus seres allegados y respetando las medidas preventivas.
Según cuenta la leyenda el espíritu llegó al planeta proveniente de una galaxia lejana y se instaló en la zona nórdica, en lo que hoy se conoce como la península escandinava. Por lo que es interpretado como una energía que llega año tras año para repartir paz, amor, armonía y alegría.

Ante esta festividad, hicimos un recorrido por las entidades del Este de Aragua, encontrándose con que a pesar de la situación, gran cantidad de ciudadanos participaron de este día en unión familiar, más que todo para agradecer por los deseos concedidos y por supuesto para elevar sus peticiones, entre las que destacan la erradicación del mortal coronavirus, el cual los últimos días se ha potenciados en varios países.

Graciela Mier y Terán con respecto al tema indicó que la noche del 21 de diciembre, son muchas las costumbres que ponen en práctica tanto ella como muchos de sus conocidos, tal es el caso de hacer una comida tradicional y llevar a cabo algunos rituales, entre los que destacan limpiar la casa con inciensos de pino y mandarina, para atraer las buenas energías y la prosperidad.

“En mi caso este año hice una pequeña cena donde todos mis familiares participaron, anteriormente invitaba amigos, pero este año no se pudo por la pandemia. Allí tuvimos una velada de alegría, donde agradecimos por todos lo que hemos recibido de este año y abrimos las puertas a las cosas buenas que nos trae el nuevo ciclo. Es un momento propicio para que el perdón, la tolerancia y la paz habite en sus corazones y su alma”, puntualizó la señora Graciela.

Del mismo modo, Gabriela Camacho agregó: “Yo realicé como todos los años mi árbol navideño el 21 de diciembre, pues así lo hacía mi mamá. Allí entre todos decoramos y ya acercándose la hora de la llegada del espíritu, pusimos entre todos la estrella de Belén bien iluminada, para que ella sea la que ilumine nuestros pasos el año próximo, donde queremos más que todo salud, y que todas las enfermedades desaparezcan. También comemos mandarina y lentejas”.

Por su parte, Igor Pernalete agregó: “Yo aprendí en mi familia a realizar un ritual con velas de colores, que simbolicen la prosperidad, alegría, paz, amor y las acompaño con inciensos. También hice una lista de deseos o metas para cumplir en el año siguiente, puse en grande adiós Coronavirus y bienvenida la felicidad. Es una costumbre que preservo, porque es una forma de estar unido con mi familia. Se sabe que la masa no está para bollo y que no hay tantos ingresos como el año pasado, pero el sacrificio siempre es bien recibido”.

COMERCIOS CON VENTAS RELATIVAMENTE BUENAS

Desde que comenzó a acercarse la fecha, los locales dedicados al expendio de productos esotéricos de esta parte de la región aragüeña, comenzaron a recibir clientes en busca de sus implementos para el recibimiento del Espíritu de la Navidad, así lo informó Karina Palenzuela, encargada de una de estas tiendas.

Palenzuela, mientras atendía a la clientela, comentó que las ventas han bajado en comparación con años anteriores, sin embargo las personas siguen acudiendo en busca de sus esencias, velas, inciensitos y preparados, para esperar la sensación navideña, según sea su tradición familiar.

Desde la semana del 15, quizás un poco antes estamos recibiendo pedidos y estamos vendiendo, lo que más se llevan son las esencias, los palitos aromáticos de mandarina, sándalo, prosperidad, las velitas, oraciones; de todo un poco. Sin contar que nosotros ofrecemos un combo de esencias que son muy buscadas en la ciudad de La Victoria. Tratamos de ofrecer lo que podamos”, aseguró.

Aunado a esto, la trabajadora comentó que este año al parecer hay más personas que participarán de los rituales, pues están buscando la esperanza hasta en lo que no conocen bien, para recibir un poco de estabilidad, en medio del ambiente en el que viven.

“Los compradores vienen preguntando cómo celebrar y pedir los deseos, porque este año quieren poner en las manos de Dios y del universo la situación del país y sobre todo la pandemia con el Covid-19. Entonces nosotros explicamos y en ellos está si participar desde sus posibilidades o no hacer nada. No obstante, si se llevan sus materiales de a poquito pero lo hacen y se les nota la fe”, exclamó.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...