Ultimaron a exfuncionario de la Policía de Aragua

Como Richard Alexander Bustamante, de 36 años de edad, fue identificado el ciudadano que entre las 10:00 y 11:00 de la noche del jueves fue asesinado a balazos en Santa Rosa, en la ciudad de Maracay del municipio Girardot.

Loading...

Gonzalo Bustamante, padre de la víctima, dijo que los hechos de sangre ocurrieron cerca de un sector conocido como Copacabana y a pocos metros de una reconocida panadería.

Al parecer, el ciudadano estaba ahí reunido con unos amigos en una vivienda situada específicamente en una de las veredas del sector, cuando de pronto se acercaron varios hombres y con pistola en mano sometieron a los presentes.

Bajo amenazas de muerte, los delincuentes despojaron a las personas de celulares, dinero en efectivo y otros bienes materiales, y Bustamante, quien perteneció a las filas de la Policía de Aragua por espacio de 18 años, se resistió al atraco.

Ante la negativa de entregar sus cosas personales, los ladrones le efectuaron un disparo que la causó la muerte casi de manera inmediata, y su cadáver fue trasladado a las 2:00 de la madrugada del viernes 18 de diciembre a la Morgue de Caña de Azúcar, informó el progenitor.

“Mi hijo hace unos tres años se retiró de la Policía de Aragua y por 18 años consecutivos nunca tuvo problemas con la justicia ni mucho menos sufrió algún percance con bandas”, dijo el denunciante.

“Luego se marchó del país buscando mejoras económicas para mi nietro y su bienestar personal, pero hace un año se vio obligado a retornar del Perú producto de la xenofobia montada contra los venezolanos”, expresó el denunciante.

“Se dedicó a trabajar como taxista y en la noche del jueves, unos desconocidos asesinaron a mi muchacho. No le hicieron nada cuando fue policía“, manifestó.

Expresando que en este país, llamado Venezuela, no hay justicia y dejará el asunto en manos de Dios, quien en el momento preciso aplicará la justicia en su justa dimensión”, manifestó el denunciante. Apuntó lo siguiente: “Soy cristiano y dejo el homicidio en manos de Dios”.

Agregó que el móvil del crimen se orienta al robo. Añadiendo que los funcionarios del Cicpc le prometieron que el hecho será resuelto.

Por lo tanto, los sabuesos del Cicpc toman declaraciones de los familiares y amigos de la víctima. Se sospecha que los homicidas podrían vivir en 23 de Enero.

Elaboran retratos hablados de los pistoleros e investigan asimismo el historial de los homicidas.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...