Los estrenos están en “pico de zamuro” en Ribas

Los vendedores de ropa en la ciudad de La Victoria, municipio Ribas, informaron que las ventas han estado un poco bajas, pese a que este mes es conocido por la gran comercialización que mantienen, en el marco de las festividades decembrinas.

Loading...

Y es que según, quienes llevan las riendas de este tipo de comercios en esta parte del Este aragüeño, “hay días buenos y hay días malos”. Indicaron que las ventas con respecto al año pasado han bajado hasta en 60%, al mismo tiempo que dijeron que lo más llevado son el vestimenta para los niños.

“Las ventas han estado bastante lentas, son pocas las personas que se acercan a comprar sus estrenos. Esperábamos tener un poco más de clientela por ser las fechas decembrinas, sin embargo los pocos que han venido es para adquirir vestimentas para los niños de la casa, de manera de seguir contribuyendo con la tradición de estrenar aunque sea dos mudas de ropa”, expresó la señora Magaly Ledezma.

Por otra parte, la representante de este puesto en las cercanías del Ateneo de la Ciudad de la Juventud, manifestó que los precios de las prendas de vestir han sido ajustados de acuerdo a la disponibilidad de los clientes. Al igual que la adquisición de mercancía ha sido prácticamente por encargo.

“Como todos los años los padres siempre compran primero para los hijos y por ende la ropa de niños es la de mayor demanda. No obstante, estamos vendiendo lo que nos han pedido desde que comenzó el mes de diciembre, para así no registrar pérdidas”, dijo Ledezma.

Siendo así, que en recorrido se conoció que los monos de niños pueden mantener un costo que va desde los 6 millones 600 y los conjuntos 3 millones 500. Por su parte, para las más pequeñas de la casa pueden conseguirse vestidos y combinaciones desde 4 millones de bolívares.

Entre tanto, las franelas para caballeros oscilan entre los 2 millones y los 10, al igual que las blusas de dama. Los costos aumentan dependiendo del tipo de prenda de vestir y el sitio donde se adquiera.

Para finalizar, los comerciantes esperan que con el pasar de los días las ventas aumenten, por lo que están preparados para los clientes, quienes salen a última hora. “Vamos a esperar que se acerquen las fechas de 24 y 31, para así poder recibir un poco más de ganancia”, dijo Ivón Landaeta.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...